Noviembre de 2014: Evo Morales y Urtubey en la UNSa. Foto: Radio UNSa

La casa de estudios manifestó su solidaridad con el Presidente depuesto y recordó que fue declarado Doctor Honoris Causa en 2014. Además, piden la restitución del orden democrático y de sus autoridades.

A través de una presentación de la decana de la Facultad de Humanidades, Catalina Buliubasich, el Consejo Superior de la Universidad Nacional de Salta expresó su repudio al Golpe de Estado en el Estado Plurinacional de Bolivia y manifestó su preocupación por la brutal represión del Ejército y la Policía.

En la resolución recuerdan que el Presidente Constitucional depuesto, Evo Morales Ayma, fue declarado Doctor Honoris Causa en 2014 por su labor en defensa de “la igualdad, la libertad y la promoción de la unidad de los pueblos latinoamericanos” y “por su permanente búsqueda de promoción del desarrollo integral de los sectores más vulnerables de Bolivia”.

Asimismo, fundamentan la decisión considerando que la Universidad defiende un proyecto que pondera las banderas de la “educación pública, gratuita e inclusiva” por lo cual sostienen “la bandera de la democracia, la pluralidad y la interculturalidad como pilares fundamentales de nuestros países latinoamericanos”.

La declaración de la UNSa se da tras casi un mes de consumada la ruptura institucional en el país andino y el consecuente exilio de múltiples autoridades gubernamentales.

Asimismo, recientemente una comitiva argentina elaboró un informe preliminar en el cual denunciaron que el gobierno de facto que encabeza Jeanine Áñez cometió crímenes que podrían cuadrar como de lesa humanidad, contando desapariciones forzadas y delitos sexuales, entre otros.

En tanto que la casa de estudios adhirió al Comunicado del Consejo de Decanas y Decanos de las Facultades de Ciencias Sociales y Humanas y rechazó “el uso de la violencia en todas sus formas, expresando su preocupación por el crecimiento del odio clasista y racial”.

“En estas horas oscuras para las democracias de toda Latinoamérica, es necesario hacer un llamado a las fuerzas democráticas bolivianas y del resto de los países del continente a condenar el golpe y contribuir a la búsqueda de alternativas de diálogo que respeten la institucionalidad del país, salvaguarden las conquistas alcanzadas por su pueblo y restituyan las autoridades democráticamente electas”, apunta la Resolución.