Foto: Télam

Ante los dichos del expresidente a pocos días de las elecciones generales que se realizarán en el vecino país, la Embajada de Bolivia en Argentina emitió un comunicado como respuesta.

Evo comentó en una charla abierta con sindicalistas argentinos: “Algunos cónsules están tratando de sabotear las elecciones en Argentina. Funcionarios del gobierno de facto están tratando de sabotear porque saben que aquí se gana el 90% las elecciones. Quieren sabotear los centros de votación y esta es hoy nuestra preocupación”. Esto en relación a los comicios electorales que se llevarán a cabo en Bolivia el próximo 18 de octubre. Decenas de miles de bolivianos residentes bolivianos en Argentina se preparan para votar.

Municipalidad de Salta
Lo que dijo la Embajada

La respuesta por parte de la embajada boliviana en suelo argentino fue dura. El comunicado fechado este 6 de octubre de 2020 acusó al propio Morales de haber mantenido al Tribunal Supremo Electoral de Bolivia bajo su manipulación durante las últimas dos elecciones en aquel país. Además señalaron que las autoridades electorales actuales fueron designadas “por la Asamblea Legislativa Plurinacional, controlada en su mayoría por parlamentarios del Movimiento Al Socialismo, partido político del señor Evo Morales”. Incluso aseguran que donde sí hubo fraude fue en las elecciones bolivianas de 2019.

Y agregaron: “El Tribunal Supremo Electoral es el responsable de la realización de la votación de los bolivianos en el exterior y no así el Gobierno Nacional, tampoco las embajadas, ni los consulados”.

Más adelante señalan que la embajada y los consulados de Bolivia acreditados en la Argentina, “después de catorce años de gobierno del señor Juan Evo Morales, cuentan recién con funcionarios de carrera diplomática que, no responden a los intereses de ningún partido político (…) Por lo tanto, NO actuarán como casas de campaña de ningún partido político».

“Antes, durante y después de la realización del acto electoral en territorio argentino, las autoridades diplomáticas y consulares bolivianas, mantienen y mantendrán la independencia e imparcialidad que, por mandato de la Ley Electoral, están obligadas a cumplir, y coadyuvarán a su realización exitosa, en el marco del convenio suscrito entre Cancillería y el Tribunal Supremo Electoral de Bolivia”, concluyó el reporte de la delegación diplomática en Buenos Aires.

Elecciones en Bolivia

A pocos días de la elección, en Bolivia el Movimiento Al Socialismo tiene todas las de ganar en primera vuelta. Así el exministro de Economía en los años de Morales, Luis Arce Catacora, se encamina a salir primero.

El segundo lugar estaría para quien ya fuera presidente boliviano tras la huida de Gonzalo Sánchez de Losada en 2003: Carlos Mesa. Este es un representante de corte centro conservador con pasado muy ligado al neoliberalismo, tanto en su actividad periodística como intelectual y política.

En tercera posición está el santacruceño Luis Camacho. Llega de la mano de la derecha fascista empresarial de la región “camba”, en el oriente boliviano. Muy ligado también a la iglesia católica y sectores antiderechos bolivianos.

Así el tablero, nadie sabe lo que puede suceder en caso de que el MAS no gane en primera vuelta. Hay quienes auguran una unión entre los candidatos de centro y derecha, a quienes se sumaría el insólito coreano boliviano Chi Hyun Chun. Este candidato -al mejor estilo Bolsonaro y Olmedo- supo sumar las voluntades tanto empresariales como de iglesias evangélicas para trepar hasta el cuarto puesto en la carrera electoral boliviana.

Todo comenzará a definirse el próximo domingo 18 de octubre. El ambiente en el país vecinos está caldeado. Las declaraciones de Morales, a pocos días de los comicios, sólo elevarán un poco más la temperatura.