Foto: Javier Corbalán - La Nación.

La estudiante debió recurrir al Inadi para evitar la discriminación de docentes y autoridades.

Eva Godoy tiene veinte años y está en segundo año de Recursos Naturales y Medioambiente de la Universidad Nacional de Salta. Su carrera se volvió noticia nacional después de que se difundiera la batalla interna que la joven debió realizar para poder seguir estudiando. Es que Eva tiene síndrome de Down y durante dos años tuvo que soportar la discriminación de docentes y autoridades.

El diario La Nación publicó este lunes una nota donde Eva contó su vida universitaria. La joven necesitaba una acompañante pedagógica y adaptaciones en las formas de enseñanza y evaluación, pero la mayoría de los profesores no accedieron y las autoridades no intervinieron.

Una docente desaprobó a Eva sin evaluarla después de que los padres de la estudiante se negaran a que rindiera sin un examen adaptado a sus necesidades.

Finalmente, una denuncia ante el Inadi, el mes pasado, puso las cosas en su lugar. Las autoridades aseguraron «desconocer» las situaciones a las que Eva había sido sometida y se puso a trabajar para que la estudiante tuviera acceso a una enseñanza acorde. La Universidad contratará una acompañante pedagógica y los docentes deberán adaptar la enseñanza.

«Yo creo que apelaron a que ella no puede, a que se iba a cansar, a que iba a tener una dificultad tan grande que no iba a poder hacerlo, pero ella les demostró que se equivocaban», dijo Juan, el padre de Eva.