Luego de reunirse con el papa Francisco, este sábado el mandatario argentino visitará en Roma la oficina para la Agricultura y la Alimentación de la ONU.

Luego de reunirse ya con autoridades vaticanas e italianas, el presidente Alberto Fernández continúa con su agitada agenda diplomática por Europa.

Durante la jornada del viernes el mandatario argentino se reunió, por separado, con el papa Francisco y con el presidente y el primer ministro italianos, Giusepe Conte y Sergio Matarella. Antes, el jueves, recibió el apoyo del jefe del Programa Mundial de Alimentos de la ONU,  David Beasley, al plan Argentina contra el Hambre.

Este sábado el mandatario visitará la sede de la oficina de las Naciones Unidas para la Alimentación y Agricultura donde está previsto que se reúna con el director general del organismo internacional, el chino Qu Dongyu.

Y el domingo partirá hacia Alemania para iniciar una gira que lo llevará también a España y Francia, en la que atenderá una agenda cargada de encuentros que incluye a los principales líderes del viejo continente, en coincidencia con el inicio del proceso de negociación de un nuevo acuerdo con el FMI.

El lunes se reunirá en Berlín con la canciller Angela Merkel y el martes, en Madrid, se entrevistará con el jefe de gobierno español, Pedro Sánchez. Finalmente, antes de regresar a Buenos Aires, el miércoles tomará contacto en París con el mandatario francés, Emmanuel Macron.