Emiliano Estrada.

El funcionario salteño del Ministerio del Interior explicó los criterios usados para beneficiar a Salta con un aporte no reembolsable de 35 millones. Destacó la mirada federal y la ausencia de preferencias políticas de la Casa Rosada.

El ex ministro de Economía de la provincia y actual Subsecretario de Relaciones con Provincias del Ministerio del Interior de la nación, Emiliano Estrada, fue parte de las gestiones que culminaron con la ayuda de 500 mil dólares al gobierno de la ciudad que encabeza la intendenta Bettina Romero. Hoy dialogó con el programa Cuarto Oscuro (FM La Cuerda 104.5) y destaco el trabajo de la Secretaria de Municipios del área que conduce Wado de Pedro. Tras definirla como un ámbito que trabaja directamente con las intendencias y conoce las realidades municipales, resaltó que devino en herramienta que permite a los intendentes gobernar de la mano del Ministerio del Interior.

Sobre la ayuda puntual de 35 millones que recibirá la gestión Romero, dijo lo siguiente: “En este caso no ha sido algo para todos los municipios y eso nos pone contentos como salteños. Sólo cinco municipios del país firmaron el convenio, denotando una mirada federal tanto del presidente Fernández como del ministro del Interior, Wado de Pedro, quienes sabiendo que el foco de la pandemia está en Buenos Aires y el conurbano saben de la necesidad de seguir trabajando con las otras regiones. En este caso y producto del diálogo que veníamos teniendo con la intendenta sobre las necesidades de la ciudad, cuando se consiguieron estos fondos pudimos poner en cartera a Salta siguiendo algunos criterios importantes: es una de las ciudades más grandes del país, cuenta con muchas inequidades, altos niveles de pobreza y Necesidades Básicas Insatisfechas. Entonces, aun cuando no es foco de la propagación del virus a nivel comunitario sí tiene indicadores socio económicos complejos que requieren que se les preste atención”, destacó.

El funcionario enfatizó también que a la mirada federal de la Casa Rosada se le debe sumar otra variable para celebrar: la ausencia de criterios políticos para asistir a gobernantes – como Bettina Romero – que pertenecen a un espacio político distinto al de nación. “La verdad que es algo que debemos destacar porque siempre se piensa que solo el oficialismo recibe ayuda. Esto prueba que nosotros trabajamos para todos los argentinos y en el caso de Salta por todos los salteños, sea cual fuera el color político del intendente, el senador o el gobernador. En mi caso particular siempre me van a encontrar ayudando de esa manera y en el caso del gobierno nacional está a las claras que trabaja con todos”, resaltó.

Puesto a opinar si esta ayuda es excepcional para tiempos de pandemia o un sistema que permite a los jefes comunales del país a prescindir de la intermediación de los gobernadores, Estrada respondió: “Tenemos distintos tipos de herramientas. Hay algunas que se gestionan a nivel nacional y los fondos pasan a provincia como pueden ser los Aportes del Tesoro Nacional. Después distintos ministerios del gobierno nacional cuentan con muchas otras herramientas que tienen articulación directa con los municipios. ¿Por qué? Por una concepción territorial de la política, lo que requiere que vos conozcas a los actores territoriales. Ellos son los intendentes, que son los primeros en poner el cuerpo a los problemas de la gente a lo largo y a lo ancho de la Argentina. Para eso es necesario el vínculo que nosotros venimos desarrollando y por eso hacía esa alusión a la Secretaria de los Municipios que trabaja codo a codo con los intendentes. Se trata de algo que se ejecutó hasta el año 2.015 y que permitía una dinámica mucho más rápida de gestión y de traslado de los problemas. Recordemos que nuestro país tiene más de 2.300 municipios. Ello supone una diversidad muy compleja que para abordarla requiere de dialogo directo con los jefes comunales”, concluyó.