La titular del gremio docente más grande de Salta fue denunciada por presunto desfalco de más de $100 millones y de asignar profesionales a dedo, entre otras. Sectores docentes piden su remoción al frente de ADP.

“Acá estoy yo, de pie, nuevamente (gritos y aplausos de fondo)”: Patricia Argañaraz habló desde las puertas de la Asociación de Docentes de la Provincia y apuntó contra quienes buscarían ocupar un rol en la negociación paritaria sobrevolando su cargo. Hubo acompañantes y detractores.

En vísperas de las negociaciones, Argañaraz señaló: “Ellos no pueden andar con los libros de la asamblea bajo el brazo (…). Sin embargo lo han hecho. No pueden tomar decisiones unilaterales y no se pueden sentar en la mesa obviando la jerarquía de la secretaria general”. “Es una vergüenza que se sienten a negociar con las necesidades de los docentes”, agregó.

Las paritarias nacionales comenzarán en los próximos días y el clima en el gremio con mayor cantidad de afiliados de Salta no es el mejor. Es que desde el año pasado se desató un escándalo que llegó a la plana nacional y que comprende denuncias cruzadas de todo tipo que fracturaron al gremio.

Por ejemplo, Raúl Argañaraz denunció a su hermana Patricia por haber cometido un desfalco por más de 100 millones de pesos y luego amenazarlo de muerte. En su calidad de arrepentido, Raúl Argañaraz admitió haber ‘dibujado’ “los balances de ADP” pero que luego se negó a seguir el robo “tan procraz”.

Además, Argañaraz eñaló irregularidades respecto a la administración del fideicomiso Virgen de Urkupiña, la herramienta creada por el sindicato para construir viviendas para sus afiliados. “Actualmente se construyeron sólo 20 viviendas en terrenos de ADP, lo cual es ilegal, ya que se están usufructuando sin consulta terrenos pertenecientes a todos los afiliados docentes por una decisión discrecional de Patricia y Marita (Cerezo, tesorera de ADP)”, dijo el hermano de la sindicalista a Infobae días atrás.

No obstante ello, un grupo de docentes de distintas partes de la Provincia se apencó en las puertas de ADP en señal de apoyo a Argañaraz. Desde allí manifestaron que pedirán una asamblea para analizar la actuación de la comisión directiva y pedir que la tesorera, Cerezo, rinda cuentas.

Por el momento, la situación se agrava. Otro sector docente reclama poder ingresar para pedir la destitución de Argañaraz .