«Es indiscutible que Facundo recibió un disparo por la espalda»

Las pruebas del caso del niño asesinado en Tucumán se analizan en Salta. El abogado de la familia asegura que los dos policías involucrados están muy comprometidos.

Se analizan en Salta las pruebas del asesinato de Facundo Ferreira, el niño de ocho años asesinado en Tucumán el 8 de marzo.

En una entrevista reciente, Emilio Guagnini, abogado de la familia del menor, brindó detalles sobre el caso y aseguró que Nicolás Montes de Oca y Mauro Gabriel Díaz Cáceres, los dos policías implicados en el hecho, se encuentran muy comprometidos.

«Un hecho que es indiscutible es que Facundo recibió un disparo por la espalda cuando iba en dirección opuesta a donde estaban los policías», dijo el abogado a Tiempo Argentino. Agregó que los dos uniformados «dispararon en forma reiterada con armas de fuego». «Además hay un arma 22 secuestrada presuntamente secuestrada a los jóvenes que no tiene ni huellas ni dactilares ni restos genéticos. Y agrava la situación que los dos policías dispararon y uno tiene marihuana y cocaína en sangre. A ambos policías les da positivo el dermotest, pero además, Facundo tiene marcas de varios impactos de bala de goma en su espalda, es por lo menos dudoso que haya recibido tantos disparos estando en movimiento. Tiraron varias veces e impacta solo una», explicó.

Los resultados de los análisis que se realizan en nuestra provincia estarán listos aproximadamente en quince días. Guagnini aseguró que los policías nunca mostraron interés en el cuerpo del niño. «Hay un hospital público a cinco o seis cuadras del lugar y ellos no hicieron nada por trasladarlo, no hay ningún signo de humanidad. Eso es un elemento que también podría ser considerado», indicó.