Imagen ilustrativa.

Se trata de un grupo que exige «una reparación histórica».

Un grupo de policías retirados y en actividad enviarán hoy un petitorio al gobernador Gustavo Sáenz en el que solicitarán una recomposición salarial y mejoras generales para el desarrollo de su actividad.

El Expreso informó que el petitorio incluye una recomposición salarial, plan de viviendas, una pensión vitalicia para heridos o familiares de fallecidos en cumplimiento de su deber; mejora en la infraestructura laboral y un centro médico especial para este tiempo de pandemia. También un bono alimentario de 4 mil pesos en concepto de viáticos. Está firmado por los comisarios retirados Hugo Faustino Aillon y Adolfo Enrique Carbajal.

El abogado Santiago Pedroza es el representante legal del grupo, que solicita la conformación de una comisión con expertos en el tema salarial para establecer un presupuesto anual a futuro que contemple algunos ítems que acompañen automáticamente el costo de vida y se eliminen por completo los ítems en negro.

Entre otros puntos, piden viáticos mensuales por 4 mil pesos que “contemple dos raciones” diarias para aquellos efectivos que deben prestar servicio lejos de sus hogares.

Piden una ley que asigne una pensión salarial a la familia directa del efectivo muerto o al herido. Aseguran que en la actualidad no hay reconocimiento salarial y en algunos casos la fuerza se desentiende de los efectivos que quedaron con alguna invalidez luego de una acción de riesgo.

Además solicitan una inversión que asegure una infraestructura que cumpla con los requisitos de bioseguridad. “En muchos lugares puede observase situación de abandono”, especifica el escrito.