Los datos surgieron en medio de una campaña que ayudó a salvar más de 300 mil hectáreas de bosques nativos en el país. La región del parque chaqueño es considerada el segundo foco de deforestación de Sudamérica después del Amazonas.

La deforestación a causa de emprendimientos inmobiliarios, cría de animales para consumo humano y plantación de soja para alimentarlos se cobró la vida del 70% del bosque nativo argentino, según un informe publicado hoy por el sitio Infobae. La situación ocurre a pesar de la vigencia de la Ley 26.331 de Presupuestos Mínimos de Protección Ambiental de los Bosques Nativos.

Municipalidad de Salta

“La norma poco y nada se cumple: en los últimos 20 años, se perdieron 6,5 millones de hectáreas de bosque nativo en Argentina. Según informó en julio de 2020 el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible ello sucedió entre 1998 y 2018, y el 87% de la perdida fue en el parque chaqueño -principalmente Santiago del Estero (28%), Salta (21%), Chaco (14 %) y Formosa (13%)- considerado el segundo foco de deforestación de Sudamérica después del Amazonas. El 43% de esta pérdida fue durante la vigencia de la ley 26.331”, resalto el medio citado.

“Es mucho, pero se puede evitar en gran parte si neutralizamos la huella de carbono con bosques nativos en pie”, asegura Emiliano Ezcurra, director Ejecutivo de la Fundación Banco de Bosques que tiene el objetivo de salvar los últimos bosques nativos que quedan en la Argentina. El objetivo es evitar la deforestación mediante la compra agrupada de propiedades con bosques nativos. La idea apunta a la donación de la módica suma de $ 200 por parte de quienes deseen devolver a la tierra sus principales fuentes de oxígeno, mitigar la huella de carbono además de alentar a las empresas y a los individuos a compensar la emisión de gases de efecto invernadero.

El objetivo es claro y la manera de lograrlo muy simple: desde la página de Banco de Bosques puede adquirir la superficie de bosque que desee salvar. Basta seleccionar una de las áreas en rojo para ser parte de la donación de m2 de bosques georreferenciados que combina con las utilidades de Google Earth.

“Una empresa agropecuaria compra tierras para pasarle una topadora por encima; nosotros lo hacemos para salvar el bosque a través de la unión de voluntades que permite hoy la tecnología y a través de Google Earth cada donante pueda ver la cantidad de metros que salvó y dónde está ubicado. La unión de esas personas tienen la misma potencia, pero en lugar de generar efectos negativos salva al bosque para siempre”, explica Ezcurra sobre la campaña que hasta el momento salvó 307.308 m2 del bosque Urugua-í en la selva de Misiones además de haber salvado antes la estancia privada “La Fidelidad”, de 250.000 hectáreas en El Impenetrable Chaqueño, y Caa Porá, en el Departamento de Colonia General Manuel Belgrano, Municipio Andrés Guacurarí, Misiones, dentro del Parque Provincial Urugua-í con el área protegida más grande de la provincia con 84.000 hectáreas de extensión.