Foto: El Tribuno.

El Ministerio de Seguridad realizó el estudio basado en la opinión de cien usuarios.

A través de un sondeo realizado entre octubre y noviembre, el Ministerio de Seguridad de la provincia intentó indagar en las virtudes y falencias del sistema de emergencia 911.

Se consultó a cien usuarios para preguntarles sobre la eficacia, la conformidad con el sistema y otros ítems.

El 60% de los usuarios manifestó que recibieron una respuesta rápida tras el llamado, mientras que el 30% reveló que llegó tarde al lugar. El 71% dijo que la atención telefónica que recibió fue “muy buena”, mientras que el 18% dijo que fue buena. El 97% de los usuarios supo qué información brindar al operador en caso de una urgencia. El mayor reclamo de los usuarios es un mayor patrullaje policial en las calles de los barrios.

En El Tribuno, Tomás Beverina, administrador del Sistema de Emergencias 911, dijo que el tiempo de respuesta promedio desde que la llamada ingresa al sistema hasta que el recurso llega al lugar es de ocho minutos. “Trabajamos constantemente auditando el tiempo del móvil gracias al sistema que tenemos. Todos los recursos que están en la calle, tienen un GPS en sus radios y podemos medir el tiempo que tarde ese móvil”, destacó el funcionario, quien agregó que la tardanza en la respuesta se puede dar en zonas suburbanas y aclaró que se atienden las llamadas del Valle de Lerma, Cafayate y el Valle de Sianca.