Encuesta Nacional | Crece el uso medicinal de cannabis en el norte y la practica incluye a mascotas

El informe incluyó las respuestas de más de 64 mil personas en todo el país. El relevamiento estuvo a cargo de la Universidad Nacional de Quilmes y la revista THC: el 17,6% lo consume con fines medicinales y el 82,4%, de modo recreativo.

Esos son los datos preliminares que arroja la Primera Encuesta Nacional de Personas que Usan Cannabis. Este estudio se realizó a partir de una encuesta online que relevó 64.646 respuestas de todas las provincias del país provenientes de personas de entre 16 y 92 años que usaron cannabis al menos una vez en el último año.

En el caso del 82,4% que lo utilizó de manera recreativa, hay importantes diferencias por provincias: desde el 86,5% en Ciudad de Buenos Aires al 74,3% en Formosa. «Al agrupar por regiones, vimos que fundamentalmente en la Patagonia, y en las provincias del centro del país es más fuerte el uso recreativo, pero en las dos puntas -Patagonia y Norte- van creciendo los usos medicinales», dijo a Télam el director de la encuesta e investigador de Cecca, Emiliano Flores.

El sociólogo explicó que la encuesta realizada entre el 11 de noviembre y 11 de diciembre del año pasado se planteó con el objetivo de producir un estudio exploratorio y de vocación comprensiva que empiece a subsanar en algo «la falta de datos empíricos».

En ese sentido, puntualizó que «el último estudio de la Sedronar que aborda el cannanbis es de 2017 y todavía no contempla su uso terapéutico, que es un fenómeno que viene creciendo desde 2016» con el fortalecimiento de los activismos y la sanción de la ley de cannabis medicinal.

El profesional también destacó que la utilización con fines medicinales en mascotas se registre «en todas las provincias excepto Tierra del Fuego y La Rioja», lo que pone en evidencia que «existen redes de veterinarios que vienen trabajando con aceites y este tipo de terapias».

«Incluso se están dando casos de personas que empezaron a usar aceite para el gato, por ejemplo, y después lo empezaron a utilizar para su propio dolor de espalda y hasta se lo recomendaron a una amiga, con lo cual el circuito es a veces al revés de lo que uno supondría siempre, que el acceso es por el uso recreativo y después vas probando para otros usos», contó Flores.

En tercer lugar, el estudio demostró que la transversalidad del uso del cannabis no es sólo geográfica sino también demográfica: la mayor parte de los usuarios son jóvenes varones de sectores medios, pero también hay mujeres, adultos mayores, desocupados, jubilados, personas de todos los niveles de ingresos y con todo tipo de cobertura de salud.

Los resultados finales del trabajo se darán a conocer en el marco de la II Expo Cannabis que se realizará entre el 15 y el 17 de octubre en La Rural. «Creo que teniendo esos datos se puede pensar dónde están los problemas que genera el uso de cannabis, porque según estadísticas oficiales el 7,8% de la población en la Argentina usa cannabis, lo que equivale a cerca de 1,5 millones de personas a pesar de una regulación que prohíbe absolutamente todo», indicó.