Así lo indica una encuesta realizada por la consultora D´Alessio IROL-Berensztein. La misma incluyó 886 encuestados del todo el país, mayores de 18 años de todo el país y que fueron mayores de 18 años.

Para el 76% de los consultados, el principal miedo tiene que ver con el impacto en sus economías. Un dato refuerza esa primera conclusión: el 64% le teme la inflación y el 63% sufre por el riesgo de contagio.

No obstante, el optimismo es alto: el 60% cree en la posibilidad de contener el avance del virus.  Entre los menores de 34 años, el 62% cree que el contagio será «menor» que en otros lugares del mundo, la cifra asciende a 64% para los que tienen entre 35 y 44 años, a su vez se registra un 66% de los que tienen entre 45 y 64 años. El porcentaje desciende al 54% entre los mayores de 55.

La crisis hizo subir la imagen positiva del Presidente que en febrero registraba un valor cercano al 51%, con un rechazo del 43%, contra el 61% de aceptación y el 30% de imagen negativa en el mes de marzo.  Con respecto a la aplicación de la cuarentena, el 74% considera que fue una medida «adecuada y oportuna», un 23% la considera «oportuna pero tardía» y solo un 2% cree que es una decisión «exagerada».

Sobre la vuelta a la normalidad y el fin de la cuarentena, se registra una porción de los argentinos que ve con mayor optimismo la situación, al señalar la vuelta a la normalidad en los próximos tres meses, con mayor inclinación entre millennials y aquellos de 35 a 54 años. Por otro lado, otro sector considera que la espera será más larga, llegando a fin de año, con un 37% de los encuestados.