El vecino herido en General Güemes.

La fiscal penal de Derechos Humanos investiga ambos casos. Uno tuvo lugar en General Güemes y otro en Salta Capital.

Los hechos corresponden al fin de semana pasado. Ambos implican disparos de armas no letales en el rostro. Las armas las carga la policía y las balas las reciben las y los ciudadanos de Salta.

Municipalidad de Salta

El primero de los hechos que ordenó investigar la fiscal de DDHH Verónica Simensen de Bielke tuvo lugar el viernes 11 de septiembre, en barrio 20 de Febrero, Salta Capital. Ahí una mujer de 58 años de edad fue herida por Infantería de la policía salteña. Tras una denuncia llegaron a su casa y le dispararon en el rostro. Perdió el ojo.

El segundo hecho de violencia policial acaeció el domingo 13 de septiembre, en barrio Santa Teresita de General Güemes. Ahí efectivos policiales efectuaron disparos con balas de goma y de pintura al interior de una vivienda, que impactaron en la cara de un hombre de 66 años y en niños.

Ambos no son casos aislados, en lo que va de la cuarentena son varias las denuncias por abusos policiales y gatillo fácil. Lo sucedido en Güemes y Capital es una muestra más del desborde de los uniformados. Disparan antes de preguntar. Disparan al rostro. Hasta ahora, en lo que va de la cuarentena, por lo menos se reportaron tres casos de pérdidas oculares por balas de la Policía de Salta.