“En Salta se llevó luz y agua a 75 barrios” | Lo que el ReNaBap logró y puede seguir logrando

Rodrigo García explicó por qué los movimientos sociales festejaron en la provincia la prórroga de la ley que permite urbanizar barrios populares y suspender desalojos en los mismos. “Corre un poquito más la línea para el lado de la justicia” destacó.

Rodrigo García celebró la prórroga del proyecto que los movimientos sociales – de los que él forma parte – impulsaron. El mismo dictamina continuar la urbanización de barrios populares en el país y suspender los desalojos de familias que no cuentan con las escrituras a pesar de vivir hace décadas en sus viviendas construidas a pulmón. Un drama que afecta “a casi 6 millones de personas en el país” declaró García en el programa CUARTO OSCURO que se emite por FM La Cuerda (104.5).

Consultado si el objetivo de urbanizar asentamientos que contempla la ley resulta más una expresión de deseo que una realidad, el dirigente social salteño dijo que “solo en parte y ello porque no tiene tanta prensa cuando se urbaniza. En Salta se ha logrado llegar con la luz y con el agua a varios barrios y asentamientos gracias al ReNaBap (Registro Nacional de Barrios Populares). Por eso es importante que haya sido aprobada esta ley y también es importante que en cada provincia se cumpla”, destacó.

García recordó que cuando una familia y su vivienda queda asentada en el ReNaBap “puede pedir agua y luz y antes no podía porque no tenía ningún registro del lote. Al estar en el ReNaBap – ya hay 4400 barrios y ahora con la extensión de la ley se va a llegar a 5400 – esa gente puede pedir los servicios y se empieza a hacer el extendido tanto del agua como de la luz, mientras el gas es un poco más complejo porque tiene otra ingeniería. Pero agua y luz llegaron a miles de barrios, miles de familias y millones de personas en todo al país. Por eso la alegría de los movimientos populares que ayer estaban en la legislatura de Salta. Realmente es algo que sirve”, destacó.

García también destacó que los movimientos populares de Salta fueron claves para lograr que en la prórroga por 10 años aprobada se introdujera una ampliación: “el impedimento que tenían las comunidades originarias para ingresar al ReNaBap porque son comunidades y no barrios se acaba. Ahora es para los barrios populares y comunidades que en Salta en muchos casos están ubicadas en los parajes más alejados de la provincia. Obviamente después estará el trabajo de la gente y de la militancia para empujar a las empresas a que cumplan la ley. Pero es un pasito más dentro de toda la injusticia que se vive”, resaltó el dirigente que recordó que los inscriptos también tienen posibilidades de ingresar a programas de créditos blandos para construir casas o mejorar la misma.

García recordó además que en Salta fue la primera provincia en la que se terminó de relevar los barrios “con salteñas y salteños que trabajan hace ya cinco años. Recorren toda la provincia porque tenés que ir, tenés que verificar, llevar el punto GPS, delimitar calles, familias que viven, nombres, apellidos. Sé que faltan un montón de cosas. No es la solución pero sí correr un poquito más la línea para el lado de la justicia. En varios lugares de la provincia se logró llevar luz y agua a 75 barrios. Varios en Salta capital porque es el lugar dónde más barrios populares hay, pero también en Güemes, Orán, Tartagal, Salvador Mazza, Campo Quijano, Rosario de la Frontera, Metán” concluyó.