Andrés Suriani.

El diputado provincial dijo que acompañará los proyectos del gobernador electo.

Andrés Suriani abandonó el macrismo pocos días después de la aplastante derrota del actual gobierno nacional en las PASO del 11 de agosto. En las elecciones provinciales se embanderó con el olmedismo y no logró llegar a la intendencia. Hoy el diputado provincial encontró un nuevo rumbo político: Gustavo Sáenz.

Suriani, conocido por sus posturas ultrareligiosas y antiderechos, aseguró que por la «paz social» defenderá la gestión de Sáenz.

«Acompaño este proyecto que encabeza Gustavo Sáenz. Desde el bloque Salta Tiene futuro en la Cámara vamos a tener una actitud de oposición positiva y constructiva. Hay que darle al gobernador el apoyo necesario para que las políticas publicas que creemos que son importantes para que nuestra Salta se desarrolle puedan lograrse», dijo Suriani. Aclaró que «lo haría con este gobernador o con cualquier por que debemos brindarle todas las herramientas que tengamos a disposición».

En Cadena Máxima, Suriani dijo que se debe «garantizar la gobernabilidad y tener la cordura necesaria para entender que estamos en una etapa en la que necesitamos paz social». «Lo cual es fundamental para poder imaginar políticas públicas que tengan que ver con el progreso de la comunidad, sea educación, trabajo, Salta tiene que seguir pensándose desde del federalismo y reclamar aquellas cosas que nos corresponden por derecho y por historia», agregó.

«Hay que lograr un nuevo esquema nacional de conducción política, un nuevo esquema en la manera de pensar. Necesitamos trabajar y producir para que todas aquellas personas que están fuera del sistema puedan tener futuro. Eso se contagia, se trabaja y se logra a partir de de una dirigencia que no se mire como corporación política y que mire que la política tiene que ser una herramienta de transformación social», finalizó.