En la reunión del PJ en Córdoba, el gobernador anfitrión se negó a excluir a Cristina del armado peronista

Del encuentro participaron los salteños Rodolfo Urtubey y Pablo Kosiner. El primero se distanció con elegancia del gobernador anfitrión, Juan Schiaretti, quien advirtió a los peronistas muy amigos que una cosa es colaborar con Macri y otra “cogobernar”.

El balance de esa jornada mostró una sorpresa: el gobernador peronista cordobés que es el preferido de la Casa Rosada estuvo lejos de ensayar un discurso moderado para con el gobierno de Macri y también se negó a excluir del peronismo a la ex presidente Cristina Kirchner. «Hay que dar vuelta la página. Rearmar la liga de gobernadores y ver cómo estamos en cada provincia. Y Cristina Kirchner es la que mejor mide en Buenos Aires», sorprendió Schiaretti.

Según la cobertura del portal La Política Online, Schiaretti habló ante los invitados 45 minutos en donde trazó un duro diagnóstico sobre la situación económica y alertar: «Ellos [el gobierno nacional] se equivocaron en no controlar la inflación ni bajar el déficit y en la grave crisis de las economías regionales, no podemos ni tenemos que hacernos cargos de sus errores», subrayó en un mensaje que iba dirigido al jefe de los senadores nacionales del peronismo – Miguel Ángel Pichetto – a quien hace rato los gobernadores le piden que tome distancia de Macri. «Una cosa es ayudar y otra es ser cogobierno. No somos cogobierno y no nos podemos hacer cargo de sus medidas», insistió

Luego se metió en el plano político y le metió un cambio importante al discurso de Gualeguaychú: «Tenemos que hablar de una nueva etapa, basta de andar diciendo este o aquella es nuestro límite”, antes de aclarar que el peronismo paso “por el menemismo, por el duhaldismo, por el kirchnerismo y el peronismo siempre se ha reciclado. A Cristina la conozco y es peronista»», subrayó en una desautorización al mismo Pichetto quien en Gualeguaychú había aclarado que «no tenían nada que ver» con Cristina Kirchner y La Cámpora.

Pero enseguida explicó que por eso mismo los gobernadores tenían que meterse en el armado bonaerense para fortalecer una alternativa a Cristina, que debía incluir a Sergio Massa y Florencio Randazzo. «Si no armamos una alternativa potente, no nos podemos quejar que los intendentes sigan en Unidad Ciudadana», explicó. El análisis que viene creciendo entre los gobernadores es que de no empezar a tomar distancia de un gobierno que tiene enormes dificultades para encarrilar la economía y que viene cayendo en las encuestas: «Va a ser Cristina la que capitalice».

Por eso, Schiaretti pidió diseñar cuanto antes una estrategia de posicionamiento nacional de los que podrían ser los candidatos del espacio. En ese sentido, Massa opina que lo ideal sería tener un esquema acordado para noviembre, mientras que Urtubey repite que recién en marzo del año que viene definirá si pelea la Presidencia.

Luego de Schiaretti, le siguieron en el uso de la palabra los senadores Caserio, Pichetto, Urtubey, Kosiner y Camaño. Las palabras de Rodolfo Urtubey trataron de mantener el tono de lo planteado en Gualeguaychú. Tras transmitir el saludo del gobernador Juan Manuel Urtubey al encuentro, destacó lo siguiente: “Hemos definido a esta etapa como un tiempo de crecimiento y consolidación de identidad, no compartimos la idea de amontonar dirigentes sin identidad ni proyecto». En ese marco enfatizó: «La gobernabilidad en la Argentina es construir una alternativa democrática, racional y confiable» al tiempo que resaltó: «Nosotros los peronistas vamos a ser los que vamos a construir esa alternativa para que la Argentina pueda crecer, pueda seguir en el mundo y reciba inversiones, para poder crear trabajo para todos los argentinos”.