«En el Gobierno todos miran para el costado» | Desesperado pedido del gerente del Hospital de Tartagal ante la falta de presupuesto

Santiago Payo dijo que los fondos no le alcanzan para pagar sueldos y necesita más médicos y recursos. Agregó que lo único que abunda es «la escasez» y que las ollas del hospital «están todas raspadas». 

La situación sanitaria salteña se parece a una tragedia. Son varias las localidades que padecen falta de recursos y de personal. En las últimas horas, Tartagal se destacó dentro de las más necesitadas por la situación que se vive en su hospital público, en conflicto con casi 80 trabajadores.

Al respecto habló el gerente, Santiago Payo, quien aseguró que no cuenta con presupuesto para brindar soluciones y dijo que en el Gobierno de la provincia «todos miran para el costado».

«Para mí es un golpe muy duro. En el Gobierno todos miran para el costado y nadie quiere hacerse cargo», dijo Payo.

En el hospital Juan Domingo Perón hay 77 trabajadores como monotributistas que exigen mejoras. El gerente, además, dijo que no le alcanza para pagar todos los sueldos y que no puede realizar contrataciones por su cuenta.

«Vine pagando los sueldos con recursos que el hospital maneja por el pago de obras sociales, nunca se me mandó recursos para pagar a esta gente. Pagué enero y en febrero ya fue imposible, llegamos a pagar el 50 por ciento y ya no tengo recursos. Vengo pidiendo que se los nombre porque son indispensables», dijo Payo.

«El hospital de Tartagal depende de la provincia. No soy un hospital de autogestión de recursos que puede hacer contratos. Yo no estoy autorizado a hacer contratos», agregó.

En Nuevo Diario, el gerente aseguró que los trabajadores en conflicto son todos esenciales y que en realidad hace falta más personal.

Payo dijo que el hospital no tiene servicio de cirugía hace un año y medio. «Tengo un médico que me hace la prestación de la emergencia que la tengo que pagar y son cerca de 300 mil pesos de cirugía al mínimo valor que se paga una cirugía, es decir a valores IPS. Gracias a eso no derivamos las emergencias, porque a un tipo que ingresa con un tiro en el pecho no se lo puede derivar. Las emergencias se tienen que tratar acá o se mueren», explicó.

Para graficarlo, el gerente dijo que todas las ollas del hospital «están todas sin fondo, están todas raspadas».

Te puede interesar:

Norte salteño | Paro de trabajadores del hospital de Tartagal