En el Bajo de la ciudad de Salta | Trata de personas: una parte de la casa allanada es del Estado

Fueron dos los domicilios allanados y de ambos se rescataron víctimas y se detuvieron a implicados. Uno de los domicilios había sido decomisado en el año 2019 por la misma causa.

El operativo fue realizado por personal de la División de Trata de la Policía de Salta y se llevaron adelante en la zona de El Bajo en nuestra ciudad. Los allanamientos ocurridos ayer a la mañana fueron ordenados por la jueza federal de Garantías N° 2, Mariela Giménez. Uno fue en un sector del domicilio ubicada en calle Astigueta 612 y el otro se realizó en una casa ubicada a pocos metros de la vivienda.

La fiscalía federal informó que pudieron «desarticular actividades relacionadas a la trata de personas» y se supo que se rescataron a varias mujeres que eran obligadas a ejercer la prostitución, al tiempo que se detuvo a otras acusadas de incurrir en el delito de trata de personas. El fiscal general Eduardo Villalba, por su parte, indicó que los detalles del caso se van a conocer en la audiencia de formalización de la acusación.

Los reportes dan cuenta también que la casa de Astigueta 612 había sido decomisada y entregada al Estado nacional tras condenarse a sus dueños por trata de personas. “Ese proceso penal se formalizó el 9 de diciembre de 2019, cuando se allanó esa casa, donde los dueños habían montado un prostíbulo, en el cual tenían como rehenes a varias mujeres a las que obligaban a ejercer la prostitución. El 14 de enero de 2020 el Juzgado Federal de Garantías N° 1 condenó a los dos acusados, hizo lugar a un pedido de multas y decomisó la vivienda, tal como lo había requerido el fiscal Villalba, quien también intervino en ese proceso” destaca en su edición de hoy la sección local del diario Página 12.

La medida – inédita en su momento – permitió que el inmueble quedara en manos del Estado nacional que lo cedió al Ministerio de Desarrollo Social de Salta que, a su vez, dejó una parte de esa vivienda en manos de la fundación Volviendo a Casa. En esa parte de la propiedad la fundación lleva adelante talleres y otras actividades tendientes a ayudar a mujeres y personas víctimas del delito de trata, sin embargo, en el otro sector, se habían instalado personas ajenas a la fundación y retomado el mismo delito, lo que generó nuevamente la actuación de la fiscalía.