El exgobernador salteño y actual senador nacional calificó de torpeza política el incremento de las retenciones por esperar “resultados diferentes como consecuencia de acciones que fracasaron históricamente”.

El posicionamiento del ex gobernador no sorprende: nunca tuvo una pizca de simpatía por los 12 años de kirchnerismo y en el 2008 apoyo sin complejos a la patronal agraria. Ahora su posicionamiento no cambia y uso lo ocurrido en el 2008 para argumentarlo: “Atacar una vez más al campo, y pretender que eso sea positivo para el País no es solo un error, sino una decisión política lesiva para los intereses de Argentina”, posteó Romero quien en otro pasaje enfatizó que con la medida “volvemos a reflotar (en tiempo record) una pelea (…) que lejos de reducir la dramática grieta que vivimos, la potenciamos”.

Tras remarcar que al país le falta infraestructura, acceso al crédito, incentivos a la producción, plan de desarrollo y le sobran presiones impositivas; el exgobernador se refirió al discurso del presidente Fernández: “No puede ser que quieran ganar siempre” dice el Presidente sobre este sector. Yo me pregunto: ¿qué tiene de malo querer ganar siempre? Acaso el kirchnerismo no quiere ganar siempre? Habría que acusar a Marcelo Gallardo de querer ganar siempre con su club? Igualar para abajo es la consigna”, enfatizó.

“Aumentar el gasto del estado y subir impuestos. No respetar a las instituciones. Fustigar a los que generan trabajo y riqueza. Eso es perder siempre. Con las mismas recetas que ya fracasaron, no se puede esperar un resultado distinto. Apoyo como siempre y decididamente la lucha del campo”, cerró el posteo Juan Carlos Romero.