Ocurrió luego de que los delincuentes pretendieran asaltar a una mujer que fue agarrada de los pelos y amenazada con un arma. Una señora que vio la escena desde un remis los siguió y dio aviso a la policía de la casa donde se ocultaron.

El fiscal penal 1, Pablo Paz, imputó a Nahuel Federico Méndez de 20 años y a Fredy Sansón Reharte de 18 años como coautores de los delitos de amenazas agravadas por el uso de arma, tentativa de robo calificado por el uso de arma de utilería en concurso real.

Ocurrió el pasado viernes 26 de junio, antes del mediodía, cuando una mujer que se encontraba en una parada de colectivos en barrio Castañares fue sorprendida por un joven que descendió de una motocicleta y tomándola de los cabellos, la apuntó con un arma, exigiéndole que le entregue el celular y la cartera.

“La damnificada opuso resistencia y al gritar, puso en fuga a los dos delincuentes a bordo de una motocicleta. Los ocasionales transeúntes comenzaron a arrojarles piedras y una mujer que salía del supermercado en un remis, los siguió e intentó interceptarlos”, precisó el sitio de los Fiscales Penales de Salta.

Los dos “motochorros” se refugiaron en una vivienda de las inmediaciones y con el aporte de la mujer que los perseguía, personal policial procedió a su detención y al secuestro de elementos de interés para la causa. El fiscal Paz, tras la imputación, solicitó al Juzgado de Garantías en turno, que los acusados permanezcan privados de su libertad mientras se completan diversas medidas solicitadas.