Fuente: Informe UCA

Estos son los datos relevados en el informe elaborado por el Observatorio de Deuda Social de la Universidad Católica Argentina (UCA).

A pocos días del cambio de gobierno, este informe muestra parte del desfalco cometido por la administración macrista. El último año de gobierno de Mauricio Macri sumó 2,8 millones de nuevos pobres en todo el país.

La pobreza en la Argentina alcanzó al 40,8% de la población durante el tercer trimestre del año, según la última medición del Observatorio de Deuda Social de la UCA. 4 de cada 10 argentinos es pobre y totalizan 16 millones.

La medición de la UCA mostró un avance del 33,6% del tercer trimestre de 2018 al 40,8% actual. Según el informe, la pobreza que viene creciendo desde 2013 con datos por encima del 20%, alcanzó en el tercer trimestre al 66,4% de los trabajadores marginales y al 51,8% de los obreros y empleados.

En cuanto al aumento de la pobreza en la clase media pegó un salto en los dos últimos años: en 2017 fue de 4,9%, en 2018 marcó 8,1% y en este año casi se duplicó al alcanzar 14,2%.

Indigentes

La indigencia también subió los últimos dos años: En 2017 llegaba al 5,7%; el año pasado rozaba el 6,1% y para 2019, en el tercer trimestre, alcanza al 8,9% de la población encuestada. En Argentina afecta a 3,6 millones de personas

La indigencia afecta también a niños y adolescentes de 0-17 años y a los jóvenes de 18 a 29 años. Según el trabajo de la UCA, el 14,8% de los niños y adolescentes viven en hogares con ingresos por debajo de la línea de indigencia.

Hubo también un fuerte aumento de la indigencia en el segmento obreros y empleados pasando de 4,5% a 8,5%, lo que puede inferirse es que son personas con trabajos que con sueldos tan bajos que quedan en este segmento.