Un informe del Observatorio de Violencia Doméstica detalla los casos entre enero y diciembre del año pasado. Hubo 273 víctimas fatales a causa de violencia de género en todo el país.

Los datos, relevados en los distritos judiciales de todo el país, conforman el Registro Nacional de Femicidios de la Justicia Argentina, de la Oficina de Violencia Doméstica (OVD) de la Corte Suprema realizado con datos de casos judicializados durante 2017.

De acuerdo con las cifras, la tasa nacional de femicidios se mantiene estable en relación a 2016 (1,1 cada 100.000 mujeres), mientras que la provincia con mayor tasa fue Jujuy (2,74), seguida por Salta (2,12) y Santiago de Estero (2,10).

Si bien se detallan una a una las situaciones registradas en cada provincia, y en Salta quedaron registradas 19 víctimas de femicidios, también se remarca que las autoridades salteñas no compartieron datos cualitativos de las causas, por lo que a la hora de analizar las características de los casos, se tuvieron que dejar sin incluir, aclara la OVD en el documento.

En el resto de los casos se incluyó “información que caracteriza las situaciones en las que ocurrieron los hechos”, horarios, referencias espaciales y características del lugar. Aunque en algunas jurisdicciones no fue posible dar con la información, por tratarse de una nueva variable, el estudio advirtió que “al menos 21 femicidios incluyeron un contexto de violencia sexual”.

Salvo La Pampa y Río Negro -lugares donde durante 2017 no se registraron femicidios oficialmente- en el resto de las provincias 251 mujeres fueron asesinadas por ser mujeres. El 93% de los victimarios eran varones con quienes ellas tenían algún vínculo o a quienes conocían; de hecho, en el 59% de los casos esos varones eran sus parejas o ex parejas. El 80% de los femicidios se cometió en espacios privados, y el 71% de ellos, en las casas de las víctimas. Además, en al menos 64 de esos casos hubo episodios previos de violencia, pero sólo en 33 de ellos se realizó una denuncia formal. Además la OVD sumó este año por primera vez a 22 víctimas de femicidios vinculados y los vinculados por interposición en línea de fuego, por lo que las víctimas fatales a causa de violencia de género registradas en 2017 ascienden a 273. En 77 de los crímenes, los victimarios recurrieron a armas de fuego, y en otros 77, a armas blancas. En 68 casos, el medio para cometer el crimen fue la fuerza física.