Empezó el juicio contra Chirete Herrera por el femicidio de Andrea Neri

Se realizó la primera jornada de la audiencia de debate contra el recluso que el año pasado asesinó a la madre de su hijo en el penal de Villa Las Rosas.

Comenzó el juicio a Gabriel “Chirete” Herrera por el femicidio de Andrea Neri, ocurrido en enero del año pasado en el penal de Villa Las Rosas, cuando la víctima visitaba en la cárcel al femicida, con quien tenía un hijo.

Hoy se realizó la primera jornada de la audiencia de debate, que también se realizará los días 20, 21, 22 y 23 de marzo, y el 3, 4 y 5 de abril.

Chirete está acusado de homicidio doblemente calificado por la relación de pareja y por el género en perjuicio de Andrea Edith Neri. Además, están acusados Juan Carlos Gutiérrez, Fernando Daniel Velázquez Fernández, José Luis Ávalos y Héctor Augusto Franco por incumplimiento de deberes de funcionario público; y Nelson Alexander Cardozo por abandono de persona seguido de muerte.

El hecho

El 5 de enero de 2017, Andrea Edith Neri fue junto con su bebé de dos meses a visitar a Herrera a la Unidad Carcelaria 1. La víctima mantenía una relación sentimental con el acusado. Luego de treinta minutos, el interno salió de la celda con el niño en brazos gritando que la había matado. Neri fue encontrada en el piso con heridas punzantes a la altura del cuello.

En ese momento, Chirete se encontraba privado de su libertad por una condena a prisión perpetua dictada por la Cámara Tercera en lo Criminal, el 22 de septiembre de 2006, por ser autor del delito de homicidio calificado por el vínculo y por la alevosía en perjuicio de Verónica Soledad Castro.

Al momento del hecho, Gutiérrez se desempeñaba como director de la Unidad Carcelaria 1 de Villa Las Rosas. Ávalos cumplía funciones como jefe del Departamento de Tratamiento y Vigilancia. Franco se desempeñaba como jefe de Pabellón. Velázquez tenía el cargo de subjefe de Departamento. Por su parte, Cardozo se desempeñaba como celador del Pabellón donde sucedió el hecho y tenía la obligación de custodiar y resguardar la integridad física de los internos y sus visitas. Además, habría sido alertado sobre la agresión que Neri estaba sufriendo.