Rodrigo García, militante de la CTEP, se refirió a la media sanción de la Ley de Emergencia Alimentaria en el Congreso de la Nación y al Plan Alimentario que anunció Urtubey esta semana e incluye un presupuesto de 351 millones de pesos.

Rodrigo García, referente de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular, estuvo en Cuarto Oscuro luego de que los diputados nacionales aprobaran el proyecto de ley para declarar la Emergencia Alimentaria.

“Me parece que está claro que era muy necesaria, pero también está claro que se la podría haber hecho por decreto. Y después hay que ver la otra media sanción, que sería la semana que viene”, señaló y advirtió que “después hay que ver la cuestión presupuestaria, porque el Estado tiene que sacar plata de un lugar para ponerla en otro, entonces habrá que ver de dónde la sacan”.

García consideró que “es un momento muy difícil y por eso también hay que cuidarse porque una chispa puede hacer saltar todo por los aires, [por eso hay que cuidarse] para que esto no termine como en el 2001”, y subrayó que “en Salta, el 40% de los niños se va a dormir con una comida al día”.

Prosiguió su descargo contra las acusaciones de instigadores: “La prensa hegemónica ya está discutiendo para el día después del 10 de diciembre, por eso están buscando que los movimientos sociales queden muy marginados”. Y sentenció: “No conozco a ningún movimiento social que esté de acuerdo con los estallidos sociales, la demonización es tremenda”.

Puesto a opinar sobre el Plan Alimentario que anunció el gobernador Juan Manuel Urtubey esta semana, García adelantó: “Vamos a ir a exigir que esa mercadería se reparta”, y también señaló que “los movimientos vinculados a la CTEP venimos haciendo muchas ollas populares en los barrios”.

Luego siguió sobre el plan provincial: “Este decreto llega ahora cuando el hambre en la provincia es histórico, entonces es una medida solamente para la prensa y para la campaña presidencial que viene haciendo Urtubey con [Roberto] Lavagna”.  Denunció que “nosotros [CTEP] no recibimos nada de la provincia y ni hablar del municipio de [Gustavo] Sáenz. El intendente vive en un mundo paralelo”.

Mencionó el “relevamiento nacional de barrios populares” que hicieron en más de 4500 barrios del país junto con la organización Techo. Sobre las conclusiones de Salta, destacó que hay “44 barrios en situación terrible. En algunos hay familias que literalmente viven en taperas”, enfatizó el militante que advirtió sobre el incremento del consumo de Poxiran entre los jóvenes de barrios como 26 de marzo o Ceferino.