Un proveedor demandó a la comuna por daños y perjuicios. La justicia ordenó el pago de una deuda millonaria.

El Juzgado de 1 Instancia en lo Civil y Comercial de Primera Nominación dispuso librar un embargo preventivo a la Municipalidad de Orán por el importe de $ 2.088.516. Además la Jueza Eugenia F. de Ulivarry dispuso que se abone un importe de $ 417.703 en concepto de accesorias legales.

Todo deviene de la demanda realizada por un proveedor de materiales eléctricos que tiene el municipio oranense. Aseguró que la negativa del pago por parte del Ejecutivo Municipal de deudas contraídas por distintas ventas realizadas, le produjeron daños y perjuicios.

Su abogado, el Dr. Javier Molina, manifestó que “se trata de una deuda contraída por la Municipalidad, y de la que no se han hecho cargo pese a los numerosos intentos de llegar a buen puerto sin judicializar el asunto. Mi cliente, no solo presentó notas al Municipio para percibir los saldos adeudados, sino que, envió cartas documento y hasta insistió con una audiencia de conciliación extrajudicial, sin que los representantes del Municipio se presenten a la misma”.

El letrado además señaló que en un primer momento solicitaron que el embargo recayera sobre las cuentas bancarias del Municipio. Pero el Juzgado interviniente solicitó que el mismo fuera trabado sobre otro bien municipal. Asi la medida cautelar terminó recayendo sobre el inmueble que funcionó históricamente como casa central del Gobierno Municipal. Es decir, si el municipio no paga lo adeudado, ese inmueble podría entrar en remate para subsanar lo debido al proveedor.