Imagen ilustrativa

Tras la muerte de un joven que no pudo llegar a la salita de Hickman para ser atendido, nuevamente se desnuda la eterna falta de móviles sanitarios en el norte salteño.

En los pasados días se supo de la muerte de Gabriel Sánchez, de 21 años, quien residía en el Paraje Media Luna, no pudo llegar hasta Hickman para ser atendido, y falleció. Sus familiares culparon a la demora y la falta de ambulancias en la zona.

El subsecretario de Gestión de Salud, Omar Soches López, comentó a Radio Nacional, que se trataba de “una persona que se encontraba en buen estado de salud, sufre una descompensación, y desde Media Luna sus familiares lo llevan hasta el paraje más cercano que es La Golondrina y en la casa de la madre sufre una segunda descompensación y fallece”.

Posteriormente, dice el relato de Soches López, la enfermera fue desde Hickman con la policía y la ambulancia llegó desde Dragones cuando el joven ya había fallecido.

“Embarcación siempre tuvo destinada una ambulancia en Dragones. Lamentablemente el tema ambulancia para el sistema de salud es una materia pendiente porque cuando asumimos con el Dr. Mascarello y el Dr. Marinano, pedimos 50 ambulancias para toda el área operativa, pero lamentablemente por la situación económica de la provincia y del país en este momento fue imposible comprarlas”, finalizó el funcionario.