El gobernador reelecto de Entre Ríos, Gustavo Bordet, junto a su nueva vice, Laura Stratta.

Entre Ríos, Chubut, Jujuy y Tucumán fueron a las urnas y no mostraron resultados sorpresivos.

Cuatro provincias protagonizaron una de las jornadas electorales más importantes en lo que va de 2019 y no arrojaron ninguna sorpresa. Entre Ríos, Chubut, Jujuy y Tucumán obtuvieron resultados previsibles que aumentaron la lista de triunfos del peronismo y le dieron a Cambiemos su primera victoria.

En Tucumán, Juan Manzur llegó al 50,13% contra 20,10 de la macrista Silvia Elías de Pérez y dejó muy atrás a José Alperovich (11,41), incluso por debajo de Ricardo Bussi (13,36).

Gerardo Morales logró la reelección en Jujuy y le dio a Cambiemos el primer triunfo. Con el 43,65% se impuso al peronista Julio Ferreyra, que llegó al 32,83. Atrás quedó Guillermo Snopek con el 10,38.

En Entre Ríos, el gobernador peronista Gustavo Bordet obtuvo un triunfo importante con 57,47% contra el 35,43 del macrista Atilio Benedetti. En esa provincia se dio otro impacto fuerte contra Cambiemos ya que el macrismo perdió la intendencia de Paraná.

En Chubut, Mariano Arcioni, el ex vicegobernador que había asumido la gobernación tras la muerte de Mario Das Neves en 2017, consolidó su liderazgo al ser electo por cuatro años con el 38,02%. El peronista Carlos Linares estuvo cerca con el 31,23. Atrás quedó el representante de Cambiemos, Gustavo Menna, con el 14,25.

En Mendoza se realizaron las PASO. Allí tampoco hubo sorpresas. Cambiemos sumó 42,99% entre los tres precandidatos. El triunfo fue de Rodolfo Suárez, que llegó a 29,51 y que responde más al gobernador radical Alfredo Cornejo, crítico del macrismo, más que a la Casa Rosada. En el peronismo, Anabel Fernández Sagasti llegó al 18,35% y será la candidata en esa provincia. Las generales serán el 29 de septiembre.