Los candidatos ya eligieron sus actividades hasta que llegue la hora de votar y dirigirse a sus respectivos búnkeres de campaña a aguardar los resultados. Cristina Kirchner votará en Santa Cruz y retornará a Capital Federal el lunes.

Ayer Macri almorzó con su mesa chica: Marcos Peña, María Eugenia Vidal, Horacio Rodríguez Larreta, Rogelio Frigerio, Jaime Durán Barba y Miguel Ángel Pichetto. Alberto Fernández, por su parte, se reunió con Cristina Kirchner en el Instituto Patria y mantuvo varias reuniones en sus oficinas. “Sin embargo, ya empezado el fin de semana, ambos planean relajarse y dejar las elecciones en un segundo plano -al menos en lo que respecta a las actividades elegidas- hasta tener que enfrentar el momento cúlmine”, informa el sitio Infobae.

El Presidente se instaló en su quinta familiar, «Los Abrojos» y planea recibir el sábado a dos grupos de amigos distintos: aquellos con los que suele jugar al paddle que incluyen a Daniel Awada (hermano de Juliana, su esposa), el titular de la AFI Gustavo Arribas, Hernán Nisenbaum y el actor Martín Seefeld. A la noche, en tanto, será el turno del grupo que tiene como tradición jugar a las cartas. Ellos son Alejandro Brown, José Torello, Nicolás «Nicky» Caputo y el secretario Legal y Técnico de la Nación, Pablo Clusellas.

Llegado el domingo, el Presidente deberá emitir su voto a las 11 en la escuela Wenceslao Posse, ubicada en Juncal al 3100 en el barrio porteño de Palermo, desde donde volverá a la quinta para almorzar con Elisa Carrió. Por la tarde partirá al ya tradicional búnker electoral del espacio que lidera, ubicado en Costa Salguero, donde se encontrará con los otros referentes de Juntos por el Cambio.

Alberto Fernández también realizará sus actividades de esparcimiento predilectas: pasear con su perro Dylan y tocar la guitarra. El domingo Fernández emitirá por la mañana su voto en la Universidad Católica y luego compartirá un almuerzo con su familia. Sabiendo que le espera una noche larga, el candidato planea dormir unas horas antes de partir al barrio de Chacarita, donde el Frente de Todos tendrá su búnker.

El lugar elegido es el «Complejo C», un nuevo espacio artístico y cultural que cuenta con 6.000 metros cuadrados y capacidad para 4.500 personas. Allí es donde realizó el lunes pasado el único acto que compartió con el precandidato a jefe de Gobierno Matías Lammens en territorio porteño.

En el centro de operaciones no estará Cristina Kirchner. La ex mandataria viajó a Santa Cruz para poder votar el domingo y regresará el lunes por la mañana ya que no hay vuelos para programados para el domingo por la tarde o la noche.