«El potencial que tenemos en Argentina es tremendo» | Universitarios salteños se destacan en concurso de la NASA

Foto: Infobae.

Son estudiantes de Ingeniería Electrónica de la Universidad Católica de Salta. Tuvieron una performance superior a casi todas las universidades de Estados Unidos que participaron. También superaron a la Armada Italiana.

Estudiantes de Ingeniería Electrónica de la Universidad Católica de Salta (UCASal) tuvieron un gran paso por un concurso organizado por la NASA en Estados Unidos.

Son Jorge Royón (34), Iván Maccio (27), Mateo Figallo (23), Esteban Yurquina (22) y Enzo Suarez (22), coordinados por el profesor Norberto Ramallo. Infobae los entrevistó y destacó su labor.

«Ya hace bastante tiempo que tenemos el grupo de robótica, que se va renovando a medida de que los estudiantes se van recibiendo. Competimos hace ya tres años en un concurso a nivel mundial que se llama CANSAT y se realiza en Estados Unidos. Participan distintas organizaciones, entre ellas la NASA y la Armada norteamericana», relató Ramallo.

El docente relató que «de más de ochenta universidades del mundo», los salteños clasificaron en el puesto número once. «Participaron países de Europa y de Norteamérica y nos fue bastante bien. De cinco universidades de Estados Unidos le ganamos a cuatro, tuvimos mejor performance que la Armada Italiana, por ejemplo. Fue muy buen rendimiento para lo que es una universidad que está en el interior del país», siguió.

El objetivo fue «que los chicos pudieran medirse con los mejores del mundo». «El desafío va cambiando año a año. El último fue lanzar un robot alrededor de 800 metros de altura. Desde ahí el robot tenía que filmar permanentemente hacia el sur y enviar distintos parámetros, velocidad, presión, y otras variables. Tenía que caer entero al piso. Y todos esos datos eran recibidos desde una central de la NASA», explicó.

Para Ramallo esto «nos da una idea del potencial que tenemos en la Argentina». «Es tremendo. En cualquier parte del país. Solo hay que descubrirlo y darle la capacidad para que pueda desarrollarse», dijo.

«Ellos se midieron con los mejores del mundo y pudieron. No tienen ningún inconveniente, están capacitados para hacerlo, hay algunos que ya están por recibirse, probablemente ya sean ingenieros el año que viene y no puedan participar. Pero los que vienen, son tremendos. Son todo terreno. Les decís ‘preparame un software que haga tal cosa’ y pum, listo; ‘preparame una placa para que haga tal cosa’ y pum, listo comenzamos a conectar. O sea, son todo terreno. Saben lo que tienen que hacer, solamente con indicarle la consigna, el propósito de cada cosa», detalló.