La precandidata a senadora nacional analizó la interna del partido.

La precandidata a senadora nacional por Salta, Violeta Gil, analizó la fuerte interna que se mantiene en este momento en el Partido Obrero a nivel nacional y en Salta.

«El Partido Obrero atraviesa una situación de crisis producto sobre todo de una profunda deformación política de nuestros métodos históricos de organización. En primer lugar, la democracia interna está siendo fuértemente violada, deformada, y se pretende imponer sobre la base de una política de censura, restricción de las posiciones políticas y además de deformación de nuestros métodos de organización», dijo Gil.

El conflicto, que se destapó con el intento de expulsión de Jorge Altamira por parte de la conducción nacional del partido, amenaza con dejar afuera del PO a unos 800 militantes. Gil aseguró que en Salta serían unos cincuenta.

«Hay un intento encubierto de expulsión. La Dirección Nacional dice que nosotros nos vamos cuando los compañeros estamos defendiendo y llevando adelante cada una de las políticas de la organización», explicó la precandidata.

En una entrevista en FM Capital, Gil aseguró que el grupo disidente de la conducción nacional firmó «un documento político en donde solicitamos constituirnos en una fracción pública al interior del Partido Obrero para poder desarrollar nuestras ideas, que son divergentes a los planteos políticos que tiene la Dirección Nacional». «Pero sobre todo poder organizarnos y recuperar una democracia interna en nuestra organización. Ahora estamos frente a la posibilidad de ser expulsados», dijo.

Gil señaló que se pretende «usurpar» la dirección del partido «a través de la imposición de resoluciones que no son discutidas por la militancia y son resueltas de manera vertical y unilateral».

La precandidata fue muy dura con Claudio del Pla y Pablo López, referentes históricos del PO en nuestra provincia, a quienes acusó de avalar el accionar de la conducción nacional. «Justifican estas políticas, están justificando la censura y mecanismos de purga», indicó.

Te puede interesar: 

Se partió el PO | Del Pla contra sus propios candidatos