El pase del año en la izquierda salteña | Samuel Huerga dejó el PO y se sumó al MST

El docente que llegó al Concejo Deliberante de Orán con la tendencia del Partido Obrero y tras una polémica por la presidencia de ese cuerpo, decidió sumarse a las filas del Movimiento Socialista de los Trabajadores. Las repercusiones no se hicieron esperar y desde los espacios trotskistas cuestionaron el cambio de partido. Por su parte Huerga declaró en la prensa que fue «abandonado».

En los días pasados se confirmó que el reconocido militante de la izquierda en el norte salteño, Samuel Huerga, actual concejal de Orán y hasta hace poco miembro del Partido Obrero, pasará a formar parte de otra de las fuerzas de izquierda en la provincia, el MST, quien tiene en otra docente, Andrea Villegas, a una de sus figuras más reconocidas.

Hasta hace poco, y tras una polémica interna de su partido (Política Obrera) desatada cuando asumió la presidencia del cuerpo deliberativo oranense, Huerga fue expulsado. Al respecto, y entrevista con FM Noticias, señaló: «Básicamente lo que hicieron es abandonarme en el norte, desconociendo mis años de lucha y finalmente he quedado sin ningún partido político que me dé un respaldo para poder continuar la lucha de los trabajadores».

Además acotó: «No me voy a ir a la casa, tampoco con el sector de la oligarquía, pero si tengo todo el derecho de seguir militando en la izquierda y construir una alternativa al poder…es una mala experiencia militar en el PO».

Las otras campanas

Las respuestas por parte de sus excompañeros -tanto del bando que quedó con el nombre Partido Obrero luego de la escisión nacional, como de quienes conformaron Política Obrera- fueron publicadas en sus respectivos órganos de prensa. En ninguno de los casos se reprodujo de manera cordial lo acontecido con Huerga.

El ex diputado nacional del PO, Pablo López, en un extenso artículo publicado en la web de Prensa Obrera con el subtítulo «Oportunismo al palo», señala que «desarrolló una política hostil al FIT-U, al Plenario del Sindicalismo Combativo y a la Unidad Piquetera, es decir a todos los frentes políticos y de lucha que también integra el MST». Además indica que «Huerga impulsó una política de acuerdos espurios con los partidos del régimen para establecer una presidencia rotativa, que lo colocaba a él como el primero en ejercer la presidencia, cosa que finalmente ocurrió. Esta política oportunista y reñida con los métodos de los parlamentarios revolucionarios fue votada por dos plenarios provinciales de Política Obrera».

En tanto que desde Política Obrera, en otro artículo también publicado en su web de prensa, con la firma de otro ex diputado, Julio Quintana, señalan que el MST «entra por la ventana al Concejo Deliberante de Orán». Tras explicar los pormenores de la ruptura de Huerga con este partido identificado con la tendencia del PO, insisten en que el MST «captó a Huerga y a lo que acabó representando: ha hecho suya la integración al estado, en base a acuerdos con partidos patronales, y saludado el principio del arribismo personal. En las próximas elecciones en Salta, Claudio del Pla, Pablo López y Cristina Foffani, que atacaron con impudicia la movida de Huerga en el Concejo, que atribuyeron al PO (T), con la conciencia de que estaban mintiendo, compartirán lista con Huerga, el MST y la política que representan. Antes que se pusiera la camiseta del MST, Huerga fue solicitado por el llamado partido piquetero, que milita en el FdT y en el gobierno del ajuste del FMI. Muy instructivo es ver a los cuervos merodear en torno de un cuerpo que ha perdido vitalidad histórica».