Jorge Farfán, cuyo hijo fue asesinado por la policía salteña, se refirió de esa manera a la designación de nueva directora del Cuerpo de Investigaciones Fiscales.

Familiares de víctimas del gatillo fácil en Salta cuestionaron la designación de María Luján Sodero Calvet como directora del CIF, el cuerpo de investigaciones que intervino en distintos casos polémicos desde su creación, allá por 2011.

El caso de la muerte de Gury Farfán, en la que todo apuntaba a un abuso policial en su detención, tuvo a la fiscal Sodero Calvet en la parte investigativa. Finalmente el veredicto apuntó a una descompensación por consumo de estupefacientes.

Tras la designación de la fiscal al frente del CIF, Jorge Farfán, padre de Gury, se manifestó en contra y cuestionó tal decisión. “Sodero Calvet fue la última fiscal que intervino en el encubrimiento de [la muerte] de mi hijo Gury”, relata en un video compartido en la página de Facebook Partido Obrero de Salta.

En dicho video también podemos escuchar a Farfán asegurar que “premian a esta gente en función del encubrimiento. Es una burla para cada uno de los familiares de víctimas que fueron asesinadas por la policía”.

Sobre la muerte de su hijo, dijo sin titubear que fue asesinado. “Murió por traumatismo de cráneo, por traumatismo de abdomen”, comentó Farfán y además aclaró que no había rastros de consumo de drogas en la sangre de su hijo. También apuntó contra el profesional que hizo la autopsia. En el informe se puede ver que el médico a cargo no hizo “ni la mitad de todos los procedimientos que se realizan en una autopsia”.

“Estos oligarcas asesinan y criminalizan a la gente pobre. Y resulta que después vienen acá un par de delincuentes que hacen autopsias impresentables para encubrir los asesinatos que comete la policía; porque una mano lava a la otra. Así se manejan”, aseguró Farfán.

Marcha

A un año de la muerte de Gury Farfán, este sábado 8 de febrero a las 17.00, familiares y amigos convocan a una marcha en la zona sur de Salta.

La concentración será en la parroquia de Santa Ana 1, ubicada en calle 3 y pasaje 21. La consigna es “Basta de gatillo fácil, de encubrimiento y abuso policial”.