El monseñor Bernacki responde a quienes piden que la iglesia pague impuestos inmobiliarios

En un comunicado refuta lo publicado en varios medios salteños, además de elaborar una lista de los usos que se le dan a todas las tierras que posee la iglesia católica local.

El vicario general del arzobispado de Salta redactó y firmó una nota en respuesta a lo en los últimos días se viene debatiendo. Una referencia directa al proyecto del Partido Obrero que propone que la iglesia católica ya no esté eximida de pagar impuestos inmobiliarios. En total se sabe que poseen 212 inmuebles registrados.

En el escrito Bernacki hace referencia a que la mayoría de los lugares en cuestión son iglesias, parroquias y vicarías. También asegura que “además del lugar de culto para los fieles, en muchas hay comedores comunitarios, instalaciones de deporte y tarea de contención para jóvenes y niños”. Ahí comienza una enumeración de usos que le da la iglesia a las propiedades: recuperación de adictos, escuelas en barrios carenciados, salones multiuso, aulas para formación y catequesis, etc.

“De más está decir que en cuanto al aporte del Estado, cada parroquia o vicaría, salvo las llamadas ‘de frontera’ (con un subsidio ínfimo), se sostienen con el aporte de los fieles”, asegura el monseñor en su escrito que finaliza de la siguiente manera: “La Iglesia no es una ‘empresa inmobiliaria’, como se pretende hacer creer. Después de averiguar en Inmuebles sobre los catastros, hubieran averiguado a qué corresponden los terrenos, que muchos vienen desde la fundación misma de la Ciudad”.