El Ministerio de Salud salteño dio recomendaciones para prevenir el síndrome urémico hemolítico

Grave pero prevenible, la enfermedad se transmite por la ingesta de carne con cocción insuficiente, jugos y leche sin pasteurizar y por frutas y verduras mal lavadas.

El 19 de agosto ha sido instituido como Día Nacional de Lucha contra el Síndrome Urémico Hemolítico (SUH) con el objetivo de actualizar e intensificar la información sobre esta enfermedad que afecta principalmente a niños menores de 5 años, adolescentes, ancianos y personas inmunodeprimidas.

Se trata de una enfermedad grave, pero prevenible, que se transmite, principalmente, por alimentos contaminados por varias cepas de la bacteria escherichia coli, que produce una toxina que suele encontrarse en la materia fecal de animales y humanos. Los alimentos que pueden portar la bacteria son: carne, hortalizas crudas y lácteos.

Las recomendaciones difundidas por la cartera sanitaria provincial son las siguientes:

Para evitar la contaminación a través de la carne, se la debe cocinar bien, hasta el punto en que desaparece el jugo rosado, sobre todo cuando se trata de carne picada; Los vegetales y frutas a consumir crudos deben lavarse con agua segura; Evitar consumir jugos y leche no pasteurizados, o productos elaborados con leche sin pasteurizar; Corroborar la fecha de vencimiento de los alimentos elaborados y verificar la integridad de los envases; Se recomienda adquirir los productos de origen animal y vegetal en establecimientos que reúnan condiciones de higiene y habilitación; Lavarse las manos con agua y jabón siempre y especialmente después de usar el baño, cambiar pañales, tocar animales, manipular carne y vegetales crudos, antes de cocinar y comer; Utilizar utensilios de cocina diferenciados, para carne cruda, carne cocida y vegetales; Los alimentos crudos, en especial las carnes, no deben entrar en contacto con los cocidos o listos para consumir; Evitar que los menores de cinco años consuman chacinados y carnes de animales faenados en forma casera; El agua de uso en la cocina y para el consumo debe ser potable, de no contarse con ella se la puede potabilizar agregando dos gotas de lavandina por cada litro de agua, o hervirla durante cinco minutos; Se recomienda conservar la cadena de frío de alimentos; No dejar los alimentos cocidos a temperatura ambiente, colocarlos en la heladera lo antes posible; No congelar alimentos una vez que hayan sido descongelados; Al descongelar alimentos, hacerlo en la heladera o el horno, nunca a temperatura ambiente.

Síntomas de la enfermedad

El síndrome urémico hemolítico se manifiesta principalmente con diarrea, vómito y dolor abdominal.

En casos más severos, puede manifestarse con fiebre, heces con sangre y fétidas, irritabilidad, debilidad y letargo, escasa orina, palidez, distensión abdominal, hematomas, hemorragias subcutáneas, convulsiones y piel amarillenta.

Ante la presencia de estos síntomas en menores de cinco años, se recomienda la consulta inmediata con un médico.

Mientras los síntomas persistan, se debe evitar la manipulación y/o preparación de alimentos y concurrir al hospital o centro de salud.