La obra dirigida por Cristina Tamagnini y Julian Dabién competirá con films de Chile, Bolivia, Perú, Ecuador, además de los nacionales. El festival será en el mes de septiembre.

Esta será la sexta edición del Festival Internacional de Cine de las Alturas que se lleva a cabo en San Salvador de Jujuy, aunque esta vez el certamen tendrá un formato online. Serán diez días que mediante una plataforma propia se permitirá a espectadores de Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador, Perú y Venezuela disfrutar de las obras competidoras. Será del 11 al 20 de septiembre.

El Festival contará con las tres competencias oficiales habituales: Competencia Internacional de Largometrajes de Ficción, Competencia Internacional de Largometrajes Documental y la Competencia de Cortometrajes de la región NOA. El premio para los ganadores de cada competencia internacional será de $200.000 y $90.000 para cortometraje.

El largometraje salteño -filmado en La Merced y estrenado en mayo pasado– El Maestro, dirigido por Tamagnini y Dabién, competirá en la categoría ficción junto a otras como Araña (Dir. Andrés Wood – Chile), Fuertes (Dir. Oscar Salazar Crespo –  Bolivia), La cantera (Dir. Miguel Barreda – Perú), La mala noche (Dir. Gabriela Calvache – Ecuador) y las argentinas Hogar (Dir. Maura Delpero), La botera (Dir. Sabrina Blanco), Los sonámbulos (Dir. Paula Hernández, Ni héroe ni traidor (Dir. Nicolás Savignone) y  Planta permanente (Dir. Ezequiel Radusky).

Se podrá acceder gratuitamente a todas las películas desde una computadora, tablet o teléfono móvil. Solo hace falta crear un usuario en la página web del Festival para visualizar las 34 películas en competencia. Los cortometrajes estarán disponibles durante todo el Festival mientras que los largometrajes se exhibirán por 24 hs. en una programación que incluirá tres largometrajes diarios.

Según detallan en su página web, “El principal objetivo del Ente Autárquico del Festival Internacional de Cine de las Alturas es configurar un festival que incluya las mejores expresiones culturales y cinematográficas de esta parte del continente, convocando a los países hermanos que integran el bloque andino y a las provincias del Noroeste Argentino, con los que por identidad étnica y proximidad geográfica, se comparten historia, costumbres y formas de ver e interpretar el mundo”.