El INADI Salta apoyó al pedido de aportes estatales a colegios privados laicos similar al que reciben los religiosos

Gustavo Farquharson se reunió Pablo Pereyra, el titular de la Asociación de Establecimientos Educativos Privados de Salta. AEEPSA nuclea a 29 de las 56 instituciones educativas laicas de la capital y el interior de Salta.

Tales instituciones carecen de aporte estatal para el pago de sueldos, algo que sí sucede con la totalidad de los colegios católicos. El reclamo surge luego de que en las últimas semanas dos colegios de esas características anunciaron su cierre por el agobio financiero que comenzó con la pandemia y continuó con la crisis económica en curso.

“No es una ayuda lo que pedimos, sino un trato igualitario y equitativo con respecto a otros establecimientos que reciben el acompañamiento estatal», expresó Pereyra y remarcó que “este acompañamiento permitiría amortiguar el impacto de la inflación sobre las cuotas de los colegios”.

“Si el Estado invierte en instituciones privadas, esa inversión debe ser justa e igualitaria. Debemos seguir apostando a fortalecer al sistema educativo y entender a la educación como una herramienta de cambio para lograr una sociedad mejor y que garantice el acceso a todos los sectores”, concluyó el delegado Gustavo Farquharson.