El gobierno abrió tres centros de evacuados para asistir a familias damnificadas por el temporal en Anta

En una reunión de gabinete encabezada por el gobernador Urtubey, se analizaron las medidas de asistencia adoptadas en las localidades afectadas por las lluvias en Anta y el avance de las obras de defensas y encauzamientos de ríos.

Las medidas adoptadas para asistir a las familias afectadas por las lluvias en las localidades de Apolinario Saravia, General Pizarro y Luis Burela fue uno de los temas destacados en la reunión del Gabinete provincial. El gobernador Juan Manuel Urtubey encabezó el encuentro en el que ministros y secretarios informaron las distintas acciones encaradas desde cada cartera.

En ese marco, la ministra de Asuntos Indígenas y Desarrollo Comunitario, Edith Cruz, informó que el Gobierno intensificó las acciones de asistencia y contención de las familias afectadas por el temporal en localidades del departamento Anta. “Actualmente hemos habilitado tres centros de evacuados, especialmente en la localidad de Apolinario Saravia, donde hay 300 personas desplazadas de sus hogares a causa del temporal”, afirmó la funcionaria.

El trabajo se realiza en forma conjunta entre Bomberos Voluntarios, Defensa Civil, Policía de la Provincia, cuerpos de Bomberos de Pichanal y Metán, para la evacuación de las familias y en una segunda etapa trabajar en la evaluación de los daños.

Edith Cruz señaló que este temporal de lluvia no es usual para la época del año, ya que precipitaron más de 400 mm de agua desde el jueves hasta ayer. Estos fenómenos son esperados para fines de noviembre; no obstante, la Provincia pudo actuar rápidamente ante la emergencia a fin de asistir a las familias afectadas.

También se abordaron detalles del Plan de Mínima de defensas y encauzamientos en ríos de la provincia de Salta. En su primera etapa, ejecutada desde 2017 se invirtieron 52 millones de pesos, mientras que para la segunda etapa que prevé obras hasta 2019, se destinarán $84 millones.

En este marco se desarrollan obras en los departamentos Anta, Cachi, Cafayate, Capital, Cerrillos, Chicoana, General Güemes; San Martín, Guachipas, Iruya, La Caldera, La Candelaria, La Poma, La Viña, Los Andes, Metán, Molinos, Orán, Rosario de la Frontera, Rosario de Lerma, Rivadavia, San Carlos y Santa Victoria.

Estas obras tienen como finalidad proteger principalmente a poblaciones, infraestructura existente, servicios públicos, tierras dedicadas a la actividad agrícola-ganadera y sistemas de riego, de los desbordes y acción erosiva de las aguas durante las crecidas.