El decano de Humanidades se refirió al reclamo que estudiantes realizaron anoche a Urtubey en el predio de la U.N.Sa.

Alejandro Ruidrejo.

Alejandro Ruidrejo utilizó su cuenta de Facebook para referirse al episodio. El posteo se tituló “La dialéctica del Señor y el siervo”. En él enfatizó que el avance de los derechos surge de “la indocilidad reflexiva de los jóvenes”.

El breve escrito fue publicado en la cuenta personal del académico promediando la mañana de hoy. Aquí lo transcribimos íntegramente.

“Como Decano de la Facultad de Humanidades acompaño la lucha estudiantil por el derecho al boleto gratuito. No lo hago en soledad. El Consejo Directivo de la Facultad y el Consejo Superior de la Universidad se expidieron en igual sentido a través de sendas Resoluciones. Debo decir también que ello es el resultado de las solidaridades y las convicciones de quienes creemos que el acceso a la Educación Pública debe demandar los mayores esfuerzos para que las políticas públicas lo hagan posible. 

Lamento que como autoridades no hayamos podido aprovechar la presencia del Gobernador de Salta, como docente invitado de la cátedra de Derecho Constitucional, para tratar esas problemáticas que afligen a la comunidad universitaria. Este pesar está vinculado al hecho de que experimentamos una profunda preocupación por la desinversión en educación y desarrollo científico que se está llevando a cabo en nuestro país. 

Suelo tratar de expresar con claridad mis apoyos a las causas que comparto, y esta es una nueva ocasión para repetir el gesto, que tiene la intención político académica de dar señales del sentido al que apunta mi esfuerzo individual, en el seno de un colectivo que me excede en voluntades e inteligencias. Al afirmar esto, entiendo que no quedarán dudas de que quienes crean que a los estudiantes universitarios les hace falta el aval de una autoridad para llevar adelante sus luchas, deben, al menos, visitar un poco más nuestras instituciones.

En el centenario de la Reforma Universitaria de Córdoba es preciso recordar que los derechos que gozamos surgieron de la indocilidad reflexiva de los jóvenes. 

Ayer a la noche, cuando miembros del colectivo estudiantil que lleva adelante el reclamo de que no se restrinja el acceso al boleto gratuito, pidieron respuestas ante el problema al Gobernador de la Provincia, me encontraba dando clases de filosofía, el tema era un segmento de la obra de Hegel: La dialéctica del Señor y el siervo. La lucha por el reconocimiento”.