El cura Gamboa cada vez más comprometido | La noticia de su hija ya tomó relevancia nacional

Carlos Gamboa. Foto: El Tribuno.

Además, la madre de la joven confirmó que mantuvo una relación con el sacerdote.

El sacerdote salteño Carlos Gamboa está cada vez más comprometido debido a la grave denuncia que realizó este domingo Agustina Gamboa Arias, quien reveló a través de Facebook ser hija biológica del religioso.

A través de una publicación que tuvo mucha repercusión, la joven de 18 años relató cómo el religioso no quiso hacerse cargo de ella y que recién la reconoció tras un acuerdo extra judicial.

La noticia ya no sólo impacta en las redes o en la ciudad de Salta, sino que tomó relevancia nacional. Este lunes apareció una entrevista a la joven en el portal Infobae. Allí, Agustina aseguró que la postura anti aborto, a favor de «las dos vidas», del cura provocó su enojo.

«Lo escuché en una nota periodística hablando de salvar las dos vidas, repetir los slogans de ‘toda vida vale’, y eso me motivó a hacer pública esta carta que venía escribiendo hacía muchos años y con mucho miedo», le dijo la joven al portal porteño.

«Sus expresiones en contra del aborto me generaron bronca y ganas de dejar de ser cómplice de su hipocresía. Nadie sabía y yo no lo decía. Para mí fue siempre una disyuntiva muy complicada», agregó.

«Si bien estoy viva, si fuera por él estaría en completo abandono, esa es su hipocresía«, completó Agustina.

Quien también habló fue Virginia Arias, madre de la joven, quien confirmó que el cura es el padre de la adolescente.

Él decidió no hacerse cargo y la verdad es que a partir de ahí yo tomé la decisión de continuar con mi embarazo sabiendo cuales eran todas las consecuencias, sabiendo que, llevar un embarazo, siendo una madre soltera, siendo que era conocida en el medio donde trabajaba no me iba resultar nada fácil”, dijo Arias en FM Express.

La mujer agregó que dos años después del nacimiento de Agustina, el cura asistió al Registro Civil y declaró ser el padre. «A posterior pudimos acordar una cuota alimentaria a través de un acuerdo extra judicial en una cuenta personal que yo tenía. Pero no era fácil: mes a mes había que recordarle que tenía que depositar. Estaba sometida a tener que solicitarle que deposite”, explicó.

Por su parte, en diversos medios informaron que intentaron sin éxito contactarse con el cura.