Mientras tanto, clubes como Juventud Antoniana debió lanzar una rifa para solventar los gastos del plantel. “Si no tenemos ayuda, la situación se agravará”, advirtieron.

Todas las categorías del fútbol argentino, quedaron en “stand by” desde que el gobierno nacional determinó la cuarentena obligatoria en la República Argentina por el avance del coronavirus. La falta de ingresos por la venta de entradas debido a la suspensión de los espectáculos públicos dejaron en jaque a las débiles economías de los clubes del interior.

Municipalidad de Salta

Los jugadores de Juventud Antoniana, de común acuerdo con la comisión directiva, organizaron una rifa a fin de juntar recursos para el pago de salarios del plantel.

En Central Norte, la situación es similar y con tristeza, el presidente Héctor De Francesco, por FM PROFESIONAL, comunicó que el poco dinero que tenían destinado para la nueva tribuna del estadio Luis Güemes ha sido derivado para el pago de sueldos a empleados y jugadores. De igual manera, están retrasados con los pagos, confió el presidente.

El Gobierno Nacional prometió la semana pasada una ayuda para los clubes deportivos. La noticia brindó algo de alivio a los dirigentes salteños, que esperan ansiosos conocer más detalles de la medida anunciada por el ministro de Deportes, Matías Lammens.