El asesinato narco que inquieta a la política salteña | Sarmiento y Cruz enfrentan versiones por el caso Monges

El actual director General de Políticas Penales asegura que tiene pruebas de que el ex secretario de Seguridad le pidió que habilitara a la víctima a ingresar a un penal para encontrarse con un sicario. Cruz asegura que no hizo «nada fuera de derecho» y que hay «jugadas políticas».

El asesinato de Darío Monges, ocurrido a comienzos de septiembre con signos de ser un hecho relacionado al narcotráfico, está generando un sismo en la política salteña que, por ahora, es de pequeña magnitud. Entre ayer y hoy hubo declaraciones cruzadas que ponen aún más dudas en los hechos previos al crimen.

Después de que CUARTO confirmara que Monges ingresó el 1 de junio pasado al penal en el que está detenido el sicario narco Oscar Alberto Díaz, los nombres de la política empezaron a surgir. En el documento oficial mostrado por este medio se probaba que Monges había ingresado a la cárcel diciendo que era abogado asesor del Ministerio de Seguridad de la Provincia y que había sido enviado por Benjamín Cruz, por entonces secretario de Seguridad.

Fue el propio ministro Abel Cornejo quien negó que Monges tuviera relación con su ministerio. Aunque ese no fue el primer intento de despegarse de la figura del hoy asesinado. Cuando apareció el cuerpo con cinco balazos en la cabeza, el primer fin de semana de este mes, el intendente de Vaqueros, Daniel Moreno, confirmó que conocía a Monges pero enseguida despejó el terreno al asegurar que era un amigo que no trabajaba para el Municipio.

Esta semana aparecieron más funcionarios despegándose de su figura. Ayer habló Ángel Sarmiento, actual director general de Políticas Penales, quien aseguró que fue Benjamín Cruz quien le pidió que se hiciera cargo de las gestiones para que Monges ingresara a hablar con el sicario.

«Cruz me pidió que gestione el ingreso de esta persona, que iba a ingresar solamente para hacerle firmar un poder al interno Oscar Díaz», dijo Sarmiento, y agregó que días antes de ese pedido Cruz le había solicitado habilitar a la madre del sicario para que ingresara fuera del horario de visitas.

«El secretario me envía un mensaje de texto el día 31 primero solicitando que gestione la autorización para el ingreso de la madre del interno Díaz, y ante esta solicitud se autoriza a la madre que ingrese», dijo Sarmiento en CNN Salta y aseguró que tiene los mensajes que lo prueban.

Este jueves llegó la respuesta de Cruz. El actual secretario de Gobierno de la Municipalidad habló en FM Aries, donde aseguró que hay jugadas políticas de por medio.

«A esto hay que dejarlo en manos de la Justicia. Mi nombre se puso en tela de juicio, para bien y para mal. Con dimes y diretes. Yo no tengo que explicarle a la prensa lo que está pasando», señaló.

Cruz reconoció que conocía a Monges, a quien calificó como «un personaje de la política, de la gestión», y confirmó que realizaba gestiones para el municipio de Vaqueros. «Él se presentó en la Secretaría de Seguridad gestionando cosas para Vaqueros. No voy a negarlo. De ahí a decir que trabaja para mi o hablar en nombre mío, eso no», señaló.

«Están investigando si el protocolo se llevó adelante como debía en la visita a la cárcel de Monges. Yo no tengo injerencia y nunca la tuve sobre el Servicio Penitenciario. Bajo mi dependencia estaba la agencia antidrogas, seguridad vial, la Policía, el 911. No podía injerir sobre áreas que no eran mías», agregó.

«De las declaraciones de Ángel Sarmiento debe hacerse cargo él. Cuando la reserva de información se levante, será otra cosa», siguió Cruz, que además dijo que «hubo medios» que lo vincularon al sicario Díaz. «Yo no lo conozco, no conozco a su familia. Es muy peligroso. Sepan que detrás mio hay una familia», agregó.

«Quizás a alguno le hace ruido mi nombre. Sé que no hice nada fuera de derecho. Hay jugadas políticas. Ponerle rostro a las operaciones sería desacertado desde la parte política. Hacía falta desprestigiar a Benjamín Cruz y yo no tengo nada que esconder», completó.

Te puede interesar: 

Asesinado de cinco balazos | El documento que confirma que Monges visitó a un sicario haciéndose pasar por asesor de un Ministerio salteño