El abogado de Reynoso afirmó que se busca desviar la atención con la nueva causa

En los últimos días se inició un nuevo juicio al ex juez federal de Orán, Raúl Reynoso en el que se lo acusa de vender la droga que estaba secuestrada en los depósitos del Juzgado. El abogado del imputado afirma que esto es una maniobra para desviar el foco de atención.

Un nuevo juicio se inició en contra de Reynoso en donde se lo acusa de vender la droga del depósito del Juzgado. En relación a esto, el abogado de Reynoso, Federico Magno, consideró que la nueva causa solo busca distraer el foco de atención del juicio vinculado a las coimas porque no tienen sustento legal ni pruebas que permitan indicar que Reynoso cobraba favores al narcotráfico.

Respecto a la detención del gendarme Gerardo Garrido y los empleados del Juzgado Néstor Acosta y César Aparicio, Magno señalo que: “Sorprendió la celeridad con la que se instruyó la causa porque se desprendió de lo dicho en esta causa y del supuesto oficio que presentó AFIP en el que Reynoso autorizaba los traslados de droga en vehículos particulares”, sostuvo el abogado y agregó que la causa no se venía investigando antes.

El profesional del derecho también dijo que la suma de 11 de kilos de droga es minúscula  a comparación de lo que se secuestra y que no tiene mucho sentido llevarse esa pequeña cantidad.

Por su parte, el empleado del Juzgado Federal de Orán, Isidoro Gómez, aseguró que no hubo irregularidades en el manejo del depósito. El testigo afirmó que trabaja en el lugar desde su creación en 2005 y que estuvo a cargo del manejo del depósito un tiempo aunque su principal tarea era administrar la correspondencia.

Gómez explicó que en el Juzgado hay un depósito chico y que en el Escuadrón de Gendarmería hay otro más grande. Afirmó que las llaves de ambos eran manejadas por la Justicia, específicamente por el secretario penal Gustavo Adad. El mismo, cuando pasó al estrado, negó todo lo dicho por Gómez de modo que el fiscal Carlos Amad pidió al Tribunal un careo entre ambos testigos.

Acosta y Aparicio aparecieron en acción cuando Gómez dejo de manejar el depósito y  hoy se encuentran implicados y detenidos en la causa que se abrió.

Fuente: La Gaceta Salta