Educación inicial y salas maternales | Unicef y el Cippec registraron la desigualdad de oportunidades

Según un estudio realizado por esos organismos los niños más pequeños que viven lejos de las ciudades y provienen de familias con menores ingresos, tienen menos posibilidades de asistir al nivel inicial.

Aunque ambas ONG reconocen que en los últimos diez años el Estado avanzó en materia de políticas educativas, afirman que todavía resta “ampliar el acceso a la educación inicial para los niños de 45 días a 4 años siguiendo criterios de equidad.

Según el informe, cuanto más pequeños son los niños menos asisten a la escuela: a nivel nacional la tasa de matriculación en niños de 5 años es del 96,1%; en sala de 4 es de 84,6%; en sala de 3 es de 40,6% y en menores de un año apenas llega al 0,7%. “Entre 2010 y 2016, no ha crecido la cobertura para los niños de 2 años, que se ha mantenido relativamente estable, en un 4%”, señala el informe trabajado por el diario Página 12 en su edición de hoy.

La disparidad también existe a nivel territorial. En provincias como Tierra del Fuego, La Rioja, Santa Cruz y Córdoba, más del 90% de los niños asiste a sala de 4, mientras que los niveles más bajos se encuentran en Neuquén (60%), Formosa (56%) y Tucumán (53%). Esta diferencia es aún mayor en niños de 3 años: “En la Ciudad y la provincia de Buenos Aires la cobertura es del 65 y el 59%, respectivamente, pero en otras jurisdicciones el acceso al sistema educativo en este grupo de edad no logra superar el 10%”. En el caso de los niños de 45 días a 2 años, la cobertura no llega al 10%, salvo en Ciudad (33%) y provincia de Buenos Aires (12%), Mendoza (15%) y Chubut (12%).

El informe sostiene, además, que “la asistencia a establecimientos educativos varía según el nivel socioeconómico de los niños”: sólo 4 de cada 100 niños de 2 años provenientes de familias de bajos recursos pueden concurrir a una institución de crianza, enseñanza y cuidado. El 53% de los niños de 2 años que pertenecen a hogares con los ingresos más altos tienen acceso a un establecimiento educativo, mientras que sólo el 4% de los niños de los hogares más pobres puede hacerlo.

Asimismo, la oferta de escuelas es más reducida para quienes viven lejos de centros urbanos. Según el estudio, “solo el 40% de las escuelas rurales ofrece sala de 3 y el 6 por ciento jardín maternal, mientras que estos porcentajes ascienden al 60% y 20% en el ámbito urbano, respectivamente”.

Aunque en los últimos años el Estado logró garantizar que 9 de cada 10 escuelas públicas cuenten con salas de 4 y 5 años, las escuelas de gestión privada son las que brindan una mayor oferta para niños más pequeños. “El 35 por ciento de las escuelas de gestión privada ofrecen alguna sala para los niños de 45 días a 2 años, mientras que esto solo sucede en el 10 por ciento de las de gestión estatal”, señala el informe.