Lo dispuso la nueva gestión al frente del Ministerio, a cargo de Matías Cánepa. Se trata de unas 450 personas.

El Ministerio de Educación sostendría a unos 450 docentes de Religión interinos y suplentes en la planta estatal. Así lo acordaron las nuevas autoridades de la cartera que dirige Matías Cánepa.

Municipalidad de Salta

La secretaria de Gestión Educativa, Roxana Celeste Dib, aseguró: “Todos quedan con la continuidad en el lugar en el que están hasta tanto el Ministerio dicte una nueva capacitación para que sean reubicados en sus tareas”.

De esta manera, el Gobierno pone punto final a un lapso de incertidumbre que surgió luego de que la Corte Suprema ordenara que las escuelas públicas salteñas no deben impartir clases de religión.

Sin embargo, poco se sabe hasta el momento cuál será el rol de estos trabajadores de Educación. La gestión anterior había deslizado la posibilidad de que dictasen “educación emocional”, “apoyo en trayectorias” y/o pasaran a cargos administrativos.

“No es que estamos volviendo religión a las escuelas, sino que es una forma de garantizarle a esta gente que va a poder seguir trabajando. Como no van a poder ir a un proceso de designación, la idea es que continúen en sus tareas hasta tanto definamos”, aclaró Dib.