Educación en Salta | Piden rever cómo se distribuye la subvención estatal

Representantes de colegios privados no confesionales exigen que el gobierno salteño les dé un trato de igualdad al de los colegios privados religiosos.

“No es un reclamo a este gobierno en particular porque en gobiernos anteriores y desde hace más de 30 años no se nos trata de igual modo que a los colegios confesionales” aclaró Pablo Pereyra, representante legal de la entidad que aglutina cerca de 1.500 alumnos de 30 colegios privados laicos de la provincia, y explicó que “nosotros no recibimos el aporte estatal y la subvención que sí reciben los colegios religiosos”.

“Merecemos un mismo trato por todo lo que brindamos a la comunidad salteña complementando a las escuelas públicas” consideró y señaló que “los colegios que tienen subvención, en su gran mayoría, la tienen heredada desde que el gobierno nacional tenía a su cargo la educación”. “Queremos que se nos incorpore al esquema de colegios subvencionados y que la respuesta ‘no hay presupuesto’ que nos dieron siempre cambie ahora”.

En declaraciones al programa “Cuarto Oscuro” de FM La Cuerda 104.5, el directivo planteó que “en ese tiempo surgieron colegios que si recibieron aportes del gobierno provincial y lo que queremos es que estemos todos en igualdad de condiciones” y valoró que “vamos a reunirnos con representantes del Ministerio de Educación para ver qué novedades vamos a tener porque nos habían planteado que para junio podía haberlas y todavía no pasó nada y hay un par de establecimientos que avisaron que el año que viene van a cerrar sus puertas el año que viene por no poder cubrir los costos”.

Pereyra señaló que “hace un año y medio calculamos con el gobierno el monto necesario para incorporarnos y, lamentablemente, ese monto no se destinó a nosotros sino a actualizar lo que reciben los colegios que ya tienen subvención” y añadió que “lo que queremos es que se revea cómo se distribuye de manera más equitativa ese importe que la provincia destina a la educación privada”. “Sugerimos que el aporte estatal se otorgue de acuerdo al valor de la cuota que cobra cada colegio: mientras más alta sea la cuota, menor el aporte y viceversa” concluyó.