Dos senadores macristas faltaron y se cayó la sesión para debatir los allanamientos a Cristina Kirchner

Faltaron Esteban Bullrich, que está de viaje en Roma y Miriam Boyadjian, de Tierra del Fuego, que fue operada. Pasadas las 14:40, Gabriela Michetti debió levantar la sesión.

Al igual que la semana pasada, el cuerpo no reunió el quórum necesario para iniciar el debate. En esta oportunidad, hubo 36 senadores sentados y faltó uno solo. Antes de dar por finalizada la sesión, Michetti anticipó que «en principio» se reanudará el miércoles que viene.

El bloque de Cambiemos dijo presente en su totalidad mientras que el PJ estuvo dividido: solamente se sentaron Perotti, Urtubey, Mera, Pichetto, Espínola, Caserio, Pais y Aguilar. Por su parte, el Frente para la Victoria cerró filas y no bajó a discutir. Del oficialismo hubo dos ausencias que hubieran cambiado la historia: Esteban Bullrich, que está de viaje en Roma para reunirse con el Papa, y Miriam Boyadjian, de Tierra del Fuego, que fue operada.

“Sin embargo, en la bancada que comanda Luis Naidenoff están convencidos de que la sesión se comenzó a caer el martes a última hora y hoy a la mañana por maniobras del PJ. Por ejemplo, piensan que, de haber estado Bullrich, tampoco hubiesen conseguido quórum porque se hubiera bajado otro senador opositor”, precisó el portal Infobae.

En Cambiemos sienten que algo falló porque esto no estaba en los planes. Sucede que ayer en Labor Parlamentaria habían acordado que empezaban el debate con 37 sentados ya que técnicamente no hacía falta quórum porque venía de un cuarto intermedio. Hay quienes creen que decidieron levantar la sesión porque no conseguían los votos para aprobar los allanamientos.

Federico Pinedo, del oficialismo, tomó la palabra y apuntó contra la oposición por no debatir: «Hay una decisión política de no dar quórum por parte de un sector importante del peronismo. Es un tema que debería tener a todos los argentinos del mismo lado, empezando por la ex presidenta que debería dar las llaves de su departamento. Lamento que sus ex compañeros avalen la no investigación de lo que está pasando».

Por su parte, Miguel Ángel Pichetto justificó su presencia ratificando que en su opinión el allanamiento «es una medida de prueba que no define ningún rango de responsabilidad» sino que «es una tarea que realiza el magistrado al cual no se le puede impedir llevarla adelante en el marco de esta investigación».

Con esta decisión también se pospuso el debate por la ley de extinción de dominio, que buscaba recuperar los bienes de la corrupción. Aquí iba a haber una extensa discusión, ya que el PJ y Cambiemos impulsaban dictámenes diferentes y no habían logrado un consenso.