Día contra la explotación sexual y trata de personas | En Argentina se rescataron más de 16 mil víctimas desde el 2008

Sólo en lo que va del año se recibieron 1081 denuncias a través de la línea 145. La mayor parte de ellas proviene de los grandes centros urbanos, pero las mismas alcanzan a todas las provincias del país.

La conmemoración tiene un origen también argentino: fue instituido por la Conferencia Mundial de la Coalición Contra el Tráfico de Personas en coordinación con la Conferencia de Mujeres que tuvo lugar en Bangladesh en enero de 1999, pero en recuerdo de la primera ley en el mundo contra la prostitución infantil que fuera presentada por el legislador argentino Alfredo L. Palacios y que fue aprobada el 23 de septiembre de 1913.

Gustavo Vera – Director del Comité Ejecutivo de lucha contra la Trata y Explotación de Personas y para la Protección y Asistencia a las Víctimas – publicó un estado de la situación hoy en el diario Perfil. Allí remarca que desde principios de año hasta el 31 de agosto se recibieron 1.081 denuncias a través de la línea 145 y directas a la PROTEX (Procuraduría de Trata y Explotación de Personas). La mayoría de ellas fueron por trata con fines de explotación sexual (480), 216 fueron con fines de explotación laboral y han crecido mucho las denuncias de tentativa de captación mediante ofertas laborales engañosas, sobre todo en el ámbito virtual (151). En al menos 313 denuncias se registraron personas menores de edad.

La mayor parte de las denuncias provienen de los grandes centros urbanos -Buenos Aires, Caba, Mendoza, Santa Fe y Córdoba-, aunque las denuncias alcanzan a todas las provincias del país. Vera precisó que al 31 de agosto de este año se rescató o asistió a un millar de víctimas de esos delitos mediante procedimientos en 20 provincias argentinas: 68% de ellas correspondían a víctimas de trata con fines de explotación laboral y 21 % a casos de explotación laboral.

“La trata de personas sigue siendo el tercer delito más rentable a escala mundial entre los delitos del crimen organizado (…) es una grave violación a los derechos humanos que afecta la vida, la libertad y la dignidad de las personas buscando maximizar ganancias en términos mafiosos. Está directamente conectada con el lavado de activos que se utiliza para que esas ganancias surgidas del delito ingresen al circuito financiero legal”, destacó Vera que también recordó que el Estado ha rescatado más de 16 mil víctimas de trata sexual o laboral desde el 2008 a la fecha.

“Sin embargo, apenas el 20 % de las y los sobrevivientes de este delito han tenido efectivo acceso a una vivienda, empleo digno o acompañamiento terapéutico. En el 80 % de los casos han permanecido en situaciones de extrema vulnerabilidad y no pocas veces han vuelto a ser revictimizados”, lamentó.