El ministro expuso ayer al respecto. Lo hizo ante la Comisión Bicameral del seguimiento de la restructuración de la deuda salteña.

La comisión está integrada por los senadores Mashur Lapad; Jorge Soto, Silvina Abilés, Javier Mónico y los diputados, Carlos Zapata, Cristina Fiore, Gonzalo Caro y Daniel Sansone. Ante ello expuso el ministro de Economía provincial quien resalto que trabaja en la renegociación de una deuda de USD 615 millones: el 75% está en esa moneda y un 25% en pesos. Sobre esta última dijo que alcanza los $45.239 millones, con vencimientos este año por $1.375 millones en el caso del Fondo Fiduciario de Desarrollo Provincial y de $1.083 millones en el Fondo de Garantía Sustentable (FGS) de ANSeS.

Municipalidad de Salta

“En el primer caso se refinanció a 30 meses de gracia con nuevo vencimiento a partir de agosto de 2022 y en el caso del FGS, se espera que el Senado Nacional sancione la Ley que daría a las provincias la posibilidad de colocar en ANSeS un bono a 7 años, corriendo actualmente una prórroga para el pago”, reseño la sección local del diario Página 12.

Sobre la deuda en dólares, Dib Ashur afirmó que asciende a casi USD 594 millones, a un tipo de cambio de $76,18. La misma se compone de títulos en un 65%, porcentaje que se está restructurando a partir del día en que el país logró un acuerdo con los acreedores por su deuda de USD 66 mil millones. Los títulos a refinanciar son por USD 388 millones y están integrados por el Fondo de Reparación Histórica (FRH) y el Fondo del Bicentenario, que en conjunto plantean vencimientos por USD 6,2 millones este año; USD 55,5 millones en 2021; USD 154,2 millones en 2022; USD 138 millones en 2023 y USD 127,3 millones en 2024. Según informó el ministro, la idea es concluir el pago del FRH, dado que quedan 6 vencimientos hasta 2022 y comenzar a restructurar el Fondo del Bicentenario.

Sobre la situación general, Dib Ashur resumió que el país viene de dos años consecutivos de caída del PBI, previéndose para este año una baja del 12%, en sintonía con el resto del mundo, salvo China que será el único que crezca en 2020. Aunque añadió que para el 2021 el país podría crecer 5,5% por efecto rebote. Añadió que la recaudación provincial cayó $8.700 millones.

En ese marco, Salta pagó este año deuda por $6.500 millones, por lo que el ministro consideró que “resulta prioritario resolver la deuda en dólares, dándole sostenibilidad, generando un alivio financiero para los próximos años, con extensión de plazos de amortización, reducción en la carga de intereses, manteniendo el prestigio de Salta en materia de cumplimientos y manteniendo el acceso a crédito en el futuro tanto a nivel local como internacional”.