El caso tuvo lugar en inmediaciones del puente Las Bumbunas. El polimotochorro salía de un asado y no tuvo mejor idea que punguear bolsos con su amigo.

Desde la Policía de Salta, a través del director de Investigaciones de la Policía, Emilio Albornoz, brindaron una conferencia de prensa para explicar el caso.

En primera instancia no dieron el nombre completo de este oficial subayudante de apellido Mamaní. Sí revelaron que se desempeñaba hace dos años en la fuerza y actualmente trabajaba en Vaqueros.

Cuando Mamaní cometió el delito a bordo de su propio motovehículo no estaba uniformado, ni portaba el arma reglamentaria. Sí llevaba la credencial que lo identificaba como miembro de la Policía de Salta.

Según informó Albornoz, el oficial Mamaní se hallaba en un asado, de ahí fue que salió para realizar sus actividades delictivas junto a otro amigote. En el puente Las Bumbunas, sobre avenida Yrigoyen hacia el sur pasando Tavella, hallaron a su víctima: un sujeto de 27 años, a quien a la fuerza le intentaron arrebatar un bolso. El forcejeo llamó la atención de quienes transitaban por la zona. Y para mala suerte del polimotoarrebatador, sus colegas uniformados estaban rondando la zona.

Al instante tomó intervención personal del Grupo de Intervención Conjunta que presenció el hecho. Detuvieron a los dos motochorros y los llevaron detenidos. Ya en la dependencia policial correspondiente, quien conducía la moto se identificó como el oficial subayudante Mamaní.

Tras la detención tomó conocimiento del caso la alta cúpula policial y ordenó la separación del efectivo y elevar un parte a Asuntos Internos del Ministerio de Seguridad.