John Johnston (Foto: Ministerio Público Fiscal de Salta)

John Johnston regresó al país luego de fugarse a Uruguay tras haber ahorcado a su expareja en una pelea por la manutención de una hija que tienen en común.

John Hartwell Cocke Johnston (68) es el nombre completo del estadounidense que reside ya hace varios años en el municipio vecino a Salta Capital. Hablamos de la Villa de San Lorenzo, donde regentea uno de los hoteles más famosos de la zona: El Castillo.

Precisamente en ese hotel fue donde tuvieron lugar los hechos de violencia por los que primero Johnston se fugó del país -activando el pedido de captura internacional mediado por Interpol- y luego, tras negar mediante sus abogados la fuga, regresó para ser detenido e imputado por el delito de tentativa de femicidio.

En resumen, una discusión por la cuota alimentaria de una hija que tiene el gringo agresor con una salteña que fue su pareja por más de una década, derivó en la violencia del anglosajón quien terminó ahorcando a la mujer ante la mirada atónita de la hija de ambos, quien atinó a fotografiar la escena, dando así el material que recorrería todos los medios salteños y acompañaría la denuncia de la mujer por tentativa de femicidio.

Tanto el pedido de captura como la detención e imputación corrieron por parte de la fiscal penal 1 de la Unidad de Graves Atentados contra las Personas, Ana Inés Salinas Odorisio. Según indican desde el Ministerio Público Fiscal de Salta se “imputará este viernes a John Hartwell Cocke Johnston, acusado del delito de tentativa de homicidio agravado por la relación de pareja preexistente y por el género”.

Johnston regresó de su viaje “familiar” a Uruguay en las pasadas horas, y ni bien se bajó del avión le calzaron las esposas, o handcuffs como se dice en su inglés natal. Ahora deberá afrontar a la justicia salteña.